Almendralejo se volcó para ver a la Piedad en la procesión

La virgen en la procesión de ayer. :: g. c.

Con el manto celeste, el desfile procesional lució con la música de la Banda por las calles del recorrido

GLORIA CASARES

Casi 140 personas, un centenar de hombres y 35 mujeres, llevan más de un mes ensayando durante cuatro e incluso cinco días, en ocasiones, a la semana para que ayer la virgen de la Piedad luciera por las calles de Almendralejo en la 'procesión de bajada'.

Muchas horas de trabajo y mucho esfuerzo impagado para que la patrona de Almendralejo desfilara entre miradas de júbilo, admiración y devoción profunda de los miles de almendralejenses y visitantes que ayer hicieron un hueco en su vida para verla pasar.

El traje de color celeste de la virgen lució entre las doce calles del recorrido, entre las que destacaban la calle Hernán Cortés, cuyos vecinos se volcaron para adornar balcones y para elaborar los arcos.

Sin desmerecer el resto de calles por las que atravesó la procesión, Monsalud, Espronceda, carretera Santa Marta, Vistahermosa, Palomas, Viñas, Piedad, Cantones, San José o Méndez Núñez, en un paseo triunfal que la llevó hasta la parroquia de la Purificación, donde se celebrará una novena hasta que el día 14 vuelva a su santuario, en las vísperas de su día grande.

Costaleros de varias cofradías

El grupo de costaleros voluntarios fue el encargado de sacar a la virgen del santuario, mientras que las mujeres costaleras la entraron en la Purificación, poniendo fin a un desfile en el que también participaron el grupo de la cofradía de San José y el grupo mixto, de costaleros de varias cofradías. Un nutrido grupo de personas que no es fácil reunir en pleno mes de agosto.

Todos dirigidos por Álvaro Ortíz, el hombre que lleva más de 30 años organizando la procesión y más de 50 acompañando a la patrona con su maestro Fernando Monge.

La Banda Municipal de Música quiso adornar este desfile procesional dedicándole a la patrona nuevas piezas musicales, sorprendiendo a los devotos y emocionando a todos los presentes. Para ello preparó una veintena para ambas procesiones.

Fotos

Vídeos