Más de 54.000 personas firman contra la venta de petardos en Almendralejo

Javier González inició una campaña de recogida en la plataforma Change.org, que ha encontrado el apoyo de miles de ciudadanos

GLORIA CASARES

Cada Navidad los propietarios de perros lamentan que se sigan tirando petardos en las calles de Almendralejo, porque ponen a los animales en una situación de estrés.

Pero el colmo se vivió en la noche de Nochevieja, cuando pocos minutos antes de las campanadas unas personas alertaban en las redes sociales de que unos individuos habían hecho explotar un petardo en la boca de un gato. Como consecuencia de ello, el gato salía despavorido y fue golpeado por un coche, lo que le provocó unas heridas que terminaron con su eutanasia, para evitarle sufrimiento.

Pocas horas después, la indignación se extendía entre la mayor parte de los ciudadanos de Almendralejo, que expresaban en las redes sociales su repulsa por estos hechos, que fueron condenados por la asociación Recal.

A la par, un ciudadano, Javier González, iniciaba una campaña de recogida de firmas a través de la plataforma Change.org para solicitar la "prohibición de venta y lanzamiento de petardos".

A media tarde de ayer ya quedaba poco para llegar a las 54.000 firmas. Además, el número se había duplicado en sólo diez horas.

Y es que el lamentable suceso del gato en la Nochevieja ha dado la vuelta a España y ha logrado que sean miles y miles los ciudadanos de todos los rincones del país e incluso de fuera que han apoyado esta campaña.

La intención no sólo es la de evitar las molestias de los petardos, sino la del peligro que supone para personas y animales.

Las miradas se han vuelto sobre un establecimiento que vende esos petardos en Almendralejo, cuestión que es legal, ya que poner más difícil el acceso a ellos disminuiría que se lanzasen en la vía pública, cosa que sí está prohibida.

Desde la Policía Local advierten a los padres de que impidan a sus hijos que exploten petardos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos