Hoy

Aprosuba inicia en unos días las obras para abrir la residencia

Representantes municipales, de Cajalmendralejo y Aprosuba. :: g. c.
Representantes municipales, de Cajalmendralejo y Aprosuba. :: g. c.
  • La inversión de 160.000 euros será asumida la mitad por Aprosuba y la otra mitad por el Ayuntamiento y por Cajalmendralejo

«Han sido meses de muchas reuniones, de muchas horas de trabajo hasta que hemos encontrado la viabilidad para poner en marcha este proyecto». Con estas palabras explicaba la presidenta de Aprosuba II, Inés Castañón, los trámites que han llevado a cabo desde que hace un año el Ayuntamiento les cediera la antigua residencia juvenil, ubicada en la avenida Rafael Alberti, para convertirla en residencia para personas con discapacidad.

Finalmente ayer por la tarde se anunciaba que, después de todos los estudios realizados, será necesario invertir 160.000 euros en las obras para adaptar ese edificio en una residencia, con capacidad con capacidad para 24 personas.

Y es que el edificio tiene que cumplir la normativa para acogerse al decreto Madex, que obliga a una serie de requisitos, además de adaptarse a las normativas de accesibilidad y eficiencia energética. El anuncio se hacía en el Ayuntamiento, en presencia del alcalde, José García Lobato; y del presidente de Cajalmendralejo, Sebastián Guerrero.

La mitad de la inversión será aportada por Aprosuba con fondos propios y con un préstamo de 60.000 euros que les facilita Cajalmendralejo. La otra mitad será financiada por el Ayuntamiento (30.000 euros y unas obras valoradas en 15.000 euros) y Cajalmendralejo, que ya ha abonado una ayuda de 35.000 euros a Aprosuba, a través de su obra social. La presidenta agradeció estas ayudas y anunció que las obras comenzarán en unos días y que finalizarán en unos dos o tres meses. Consistirán en la climatización del edificio, los trabajos de albañilería, la construcción de una rampa exterior para evacuación o la dotación de mobiliario.

Decreto Madex

La intención, expresada por Castañón, es la de que la residencia se acoja al decreto Madex de la Junta de Extremadura, para lo que ya se ha puesto en conocimiento del Sepad, que se ha comprometido a derivarles usuarios.

Por su parte, el alcalde aseguró que «Almendralejo se merece tener esta residencia», para que los usuarios no tengan que desplazarse a otras ciudades.

El presidente de Cajalmendralejo afirmó que «es una pequeña obligación que siempre contribuyamos porque nacimos en Almendralejo».