Hoy

Proponen que se forme a policías, sanitarios y trabajadores sociales para que puedan evitar suicidios

Enriqueta Gómez Blanco es sicóloga y orientadora. :: g. c.
Enriqueta Gómez Blanco es sicóloga y orientadora. :: g. c.
  • El Teléfono de la Esperanza ve necesario incidir en la prevención, ante el incremento de muertes por esta causa

A pesar de que Extremadura es de las regiones donde la incidencia del suicidio es de las más bajas de España, la segunda menor, desde 2008 la cifra se ha ido incrementando considerablemente, igual que en el resto del país.

Así, según las últimas cifras del Instituto Nacional de la Seguridad Social, en Extremadura hubo 63 muertes por suicidio en el año 2014, que fue el último del que se han publicado los datos.

Ante ello, asociaciones como el Teléfono de la Esperanza han visto la necesidad de advertir de esta circunstancia y pedir que se tomen medidas para reducir su número. Lo han hecho en los últimos congresos celebrados a nivel nacional por parte de expertos.

En Almendralejo, la delegación del Teléfono de la Esperanza ha querido dar un paso más en este sentido de la prevención del suicidio. Y se han puesto a trabajar para poner en marcha un plan de formación para prevenir estas muertes.

La asociación cree positivo llevar a cabo un plan municipal, con el que pretende llegar a agentes de los cuerpos de seguridad, sanitarios y trabajadores sociales, en definitiva, personas que pueden entrar en contacto con personas en riesgo. La intención es darle una formación para que puedan ayudar a las personas que realicen algún intento.

La psicóloga de la asociación y orientadora, Enriqueta Gómez Blanco, ha anunciado que el plan ya se ha llevado a cabo en otras comunidades autónomas españolas, aunque sería el primero en Extremadura. El objetivo es formar a los profesionales que puedan ayudar a desistir a las personas que quieren intentar suicidarse, ya que, según los datos, hay un elevado índice de repeticiones en los intentos. Una muerte por cada 20 intentos, según las cifras.

Además, los expertos ponen la tilde en que cinco minutos de escucha activa y un trato afectivo está comprobado, dicen, que minimiza la ocurrencia.

Prevención

Gómez Blanco señala que ya se ha visto la necesidad de llevar a cabo iniciativas que puedan ayudar a prevenir los suicidios, que desde hace unos años se ha convertido en la primera causa de muerte no natural de España y casi duplica el de accidentes de tráfico.

Por ello, ha anunciado que quieren poner en marcha un plan municipal de prevención del suicidio, para lo que van a planteárselo al Ayuntamiento de Almendralejo, puesto que pretenden que la formación esté coordinada.

Esa formación sería similar a la que ya han recibido los orientadores de las asociaciones Teléfono de la Esperanza, entre los que están los quince que trabajan en la sede de Almendralejo, que junto con la de Mérida dependen de Badajoz.