Hoy

«Escribir es una afición que se está convirtiendo en profesión»

Sonia Montero presentó anoche su último libro. :: g. c.
Sonia Montero presentó anoche su último libro. :: g. c.
  • La escritora almendralejense Sonia Montero presentó anoche su tercer libro

Sonia Montero Trénor se crió en Almendralejo, pasó su infancia en el pueblo donde su familia paterna se había hecho un nombre gracias a su bisabuelo Luis Montero Béjar. Este empresario visionario fundó las bodegas Montero en 1908, cuyo nombre aún perdura no sólo en el recuerdo de muchos almendralejenses, sino también en sus despensas.

Después fue su abuelo Juan Luis el que terminó de darle el rumbo de modernidad a esta empresa, sabiendo crear marcas diferentes productos, como aperitivos, alcoholes, licores o vinos que en los años de posguerra se hizo un hueco en el mercado nacional e internacional.

Sonia marchó a vivir a Madrid, pero hoy, ya en la edad adulta, regresa siempre que puede y mantiene ese vínculo especial de las raíces familiares con su tierra.

«El recuerdo que se tiene de aquellos que levantaron las bodegas, de los trabajadores que tuvo, que me transmiten los que han tenido contacto con ellas, me gusta muchísimo, es de un cariño y resultan muy entrañables. Y gracias a ellos las bodegas llegaron a tener el nombre que tuvieron».

Sonia, hija del abogado ya fallecido Luis Montero, ha regresado esta semana a Almendralejo, donde ayer publicó su tercer libro de la mano de Manuel Rodrigo Asensio y Ricardo Quintana. Después de haber estudiado Diseño de modas y de levantar su propio negocio en el sector, ahora Sonia siente la llamada de la escritura. «es una afición que se está convirtiendo en una profesión», aseguraba en declaraciones a Hoy.

La novela 'Lugaria', editada en Éride Ediciones, cuenta la historia de un joven de Salamanca que marcha a Madrid, donde hace fortuna. En el trasfondo, «una historia de amor que marca toda la historia de su vida». Con un atractivo diseño de portada, fácil lectura y una mezcla de estilos que va desde el romanticismo a los valores, rozando lo histórico, la última novela de Sonia Montero Trénor tiene todos los tintes para que siga la buena acogida de público de la anterior, que agotó sus ejemplares en su primera edición.