Hoy

Sólo 15 alumnos se formarán en la nueva escuela profesional

Ayer se clausuró el último Aprendicex. :: g. c.
Ayer se clausuró el último Aprendicex. :: g. c.
  • Sólo se ha aprobado la especialidad de carpintería y las otras tres han sido rechazadas por la Junta

Desde hace más de veinte años funcionan en Extremadura las que en un principio se llamaron escuelas talleres, con el objetivo de dar formación básica y enseñar una profesión a jóvenes desempleados.

Luego se llamaron Aprendicex y se amplió la edad para los destinatarios y este año se han dado en llamar 'escuelas profesionales'. Es la forma de dar formación dual a personas desempleadas en proyectos que llevan a cabo los ayuntamientos con financiación de la Junta de Extremadura durante un año.

Ayer se clausuró una escuela en Almendralejo y se anunció que en breve se pondrá en marcha otra. La novedad es que el número de alumnos será menor. En concreto, serán 15 los que se beneficien de estas escuelas profesionales, que les permitirá formarse en la especialidad de carpintería.

Ayer, el alcalde, José García Lobato, aprovechó la clausura del Aprendicex Ultreya para culpar a la Junta de Extremadura de perjudicar a los ayuntamientos gobernados por el Partido Popular en el reparto de escuelas profesionales, el programa de formación dual que sustituye a los Aprendicex y talleres de empleo.

Durante el acto de clausura del último programa Aprendicex, en el que comenzaron 32 personas en cuatro modalidades profesionales, aunque 7 alumnos no han terminado, Lobato anunció que la Junta sólo ha aprobado una de las tres modalidades solicitadas por el Ayuntamiento de Almendralejo, aunque en este nuevo formato cada especialidad profesional estará formada por 15 alumnos y no por 8.

En este caso, es la modalidad de carpintería la que se desarrollará próximamente, después de haber sido aprobada por el Sexpe.

Lobato lamentó que se reduzca el número de personas que reciben esta formación en la ciudad y que en los últimos años ha sido más elevada.

Además, puso el ejemplo de Badajoz y Cáceres para certificar lo que él considera una actitud premeditada del gobierno regional con los municipios gobernados por los populares, al reducirse el número de módulos profesionales aprobados en comparación con Don Benito, Villanueva de la Serena, Villafranca de los Barros o Zafra.

En cuanto al programa clausurado, su directora, María Jesús Caletrio, aseguró que 7 personas de las 32 que se iniciaron lo han dejado para continuar estudios reglados o porque han encontrado un empleo.

Aclaró que los entornos de actuación se han ejecutado en su totalidad, por lo que se han terminado las obras del proyecto.