Hoy

«Hemos profundizado en la amistad»

«Nos ha servido a los profesores para conocernos fuera del ámbito profesional, hemos compartido muchas horas, hemos profundizado en la amistad y nos ha servido para conocernos en los distintos entornos familiares». Para Julián Romero, lo mejor ha sido la experiencia personal, aunque también quiere poner el acento en que los participantes pudieron conocer mejor su tierra, «nos ha servido el hecho de cruzar toda Extremadura para conocerla en todo su campo y su ganadería».

Para Antonio Rico, un alumno que ya no está en el centro pero que pudo hacer la primera etapa entre Almendralejo y Mérida mientras estudiaba un ciclo de Industrias Alimentarias con 17 años, lo mejor ha sido que se le despertasen las ganas de hacer el camino completo con sus amigos. «Me apunté con un amigo por el hecho de saber cómo era, por vivir la experiencia», apunta. «Se te cansan las piernas, pero muy bien por las vistas que vas teniendo en el campo y por la charla». Además, destaca que «fue muy divertido» y que le permitió ver a los profesores de otra manera.