Hoy

Autor del cartel . :: g. c.
Autor del cartel . :: g. c.

300 cofrades irán a la Piedad en peregrinaje

  • odas las hermandades de penitencia, gloria y sacramental de Almendralejo, además de algunas invitadas de localidades como Mérida, Los Santos de Maimona o Calamonte saldrán en procesión el próximo sábado 22 de octubre en una peregrinación que les llevará hasta el santuario de la Piedad

Todas las hermandades de penitencia, gloria y sacramental de Almendralejo, además de algunas invitadas de localidades como Mérida, Los Santos de Maimona o Calamonte saldrán en procesión el próximo sábado 22 de octubre en una peregrinación que les llevará hasta el santuario de la Piedad.

Más de 300 cofrades se calculan que se darán cita ese día en una expedición con motivo de la celebración del año litúrgico, promulgado por el papa Francisco.

Será la primera vez que todas las hermandades se junten un día para celebra el año jubilar en Almendralejo, según afirmó el portavoz del consejo de hermandades, Antonio Caballero, durante la presentación de esta actividad.

La andanza terminará en el Atrio de la Piedad con una eucaristía concelebrada por todos los párrocos de la ciudad de Almendralejo.

Para este evento se ha impreso un centenar de carteles con un dibujo de Ángel María Crespo, que serán distribuidos por la localidad y con los que confían en que los almendralejenses acudan a esta cita, para la que se van a instalar sillas y un escenario en la Piedad.

La peregrinación comenzará a las 17 horas de las parroquias y está previsto que llegue dos horas después a la Piedad para la eucaristía.

Igualmente, las hermandades se agruparán en tres cortejos distintos, que partirán desde las iglesias de La Purificación, San Antonio y San José, acompañados por los pasos de los santos de sus titulares, para realzar el protagonismo de la virgen.

Además, varias formaciones musicales acompañarán en esta peregrinación hasta un santuario jubilar, que es uno de los cuatro requisitos para conseguir el jubileo. Las otras tres son una confesión sacerdotal, una comunión eucarística y una oración por las pretensiones del papa.