Hoy

Pilar, de 104 años: "No he estado nunca mala"

Pilar celebró su cumpleaños con su familia. :: g. c.
Pilar celebró su cumpleaños con su familia. :: g. c.
  • Esta soriana lleva un año y medio en la residencia Comser y celebró su cumpleaños junto a su familia

Llegó a Almendralejo porque al marido de una de sus nietas lo fichó el Extremadura U.D, Juan José Pereira, ahora capitán el equipo. Tras el futbolista se vino Beatriz, la nieta. Y con ella, Dolores, su madre y Pilar, su abuela, una señora de Soria que ayer cumplió 104 años.

Pilar Renieblas, natural de Arcos de Jalón, celebró ayer su cumpleaños «emocionada» al verse rodeada de su familia en la residencia Comser. «No he estado mala nunca», confesaba rodeada de dos de los tres hijos, de una nieta y un biznieto.

Para sus hijos, el secreto de haber cumplido estos 104 años y haber llegado a ellos hasta hace tres años valiéndose por sí misma se debe a una vida tranquila, a no haber padecido enfermedades, no haber sufrido ningún trauma grave y a la copa de vino Ribera de Duero que se ha tomado siempre en cada comida.

Y también a los aires frescos de su tierra natal en la provincia de Soria, donde ha residido 80 años, hasta que tuvo que comenzar a trasladarse a la residencia de sus hijos de forma temporal.

«Ella ha estado viajando a Mallorca a ver a mi hermano hasta hace tres años y si ningún problema por volar», apuntaba su hijo Manuel.

«Muy contenta» y «¡madre mía!» fueron las expresiones más repetidas por la cumpleañera, a la que le pintaron los labios «porque es muy presumida», a la llegada de periodistas y concejales en la celebración de su cumpleaños. Recibió dos ramos de flores y una tarta. Pero la longevidad le viene también de familia, ya que «su padre murió con noventa y tantos años», en una tierra tranquila. Testigo de gran parte de la historia reciente de España, nació en 1912 en un pueblo soriano donde de joven trabajó como tendera, aunque al casarse se volcó en la familia.