Hoy

El Ministerio aplaza construir el edificio para los sindicatos

  • Lobato achaca al cierre del presupuesto de Trabajo el poder cumplir el acuerdo para disponer del inmueble de la plaza de Extremadura

Ha pasado ya un año y medio desde que el Tribunal Supremo declarase a favor del Ayuntamiento de Almendralejo sobre la propiedad del edificio del sindicato, ubicado en la plaza de Extremadura.

Ponía fin así a un largo pleito de una década, en el que el Ministerio de Trabajo pretendía asumir su propiedad, mientras que el Ayuntamiento acudía a la última instancia judicial para solicitar que revertiera al municipio.

Pero va a terminar 2016 y todo sigue igual. El Ayuntamiento sigue sin disponer del edificio, cuya propiedad recuperó judicialmente.

El alcalde de Almendralejo, José García Lobato, ha indicado esta semana que «el acuerdo está cerrado con el Ministerio», un acuerdo que se dio a conocer el pasado mes de junio, «aunque sin posibilidad de efecto». Ese acuerdo era el primer paso para el desalojo del inmueble, que aún sigue estando ocupado por las centrales sindicales Comisiones Obreras y UGT, además de otra asociación empresarial.

Según García Lobato, el cierre del presupuesto por parte de Trabajo impide la inversión de medio millón de euros del Gobierno central en la construcción de un nuevo edificio para los sindicatos, en una parcela cedida por el Consistorio, por lo que «habrá que esperar a 2017».

El alcalde achaca a la situación de interinidad que vive el Gobierno para que el Ministerio de Trabajo no pueda iniciar los trámites para la construcción de ese nuevo edificio.

El convenio prevé que el Ayuntamiento pague el alquiler de unas oficinas provisionales a las centrales sindicales hasta que ese nuevo bloque se construya, para lograr que el edificio sea desalojado. Hay que recordar que el Supremo dio un plazo de dos meses en marzo de 2015 para cumplir la sentencia y se dejara libre el edificio para que Almendralejo pudiera disponer de él.

El gobierno municipal tampoco ha puesto a disposición de las centrales sindicales los despachos provisionales a los que se comprometió en el acuerdo, por lo que siguen en el edificio de la plaza de Extremadura.SL Coordinadora d e Empresarios, en cambio, se pudo trasladar hace más de un año a la sede cedida por el consistorio.

Demolición

Hay que recordar que tanto el gobierno socialista que inició el proceso judicial contra el Ministerio como el gobierno actual han expresado públicamente su interés por demoler el edificio del sindicato.

Incluso la Junta Local de Gobierno del pasado mes de abril aprobó el proyecto de demolición del edificio, presupuestado en 90.000 euros.