Hoy

Facua quiere explicar en Pleno las alegaciones a la subida de agua

José Manuel Núñez, delegado de Facua en Extremadura. :: hoy
José Manuel Núñez, delegado de Facua en Extremadura. :: hoy
  • La asociación de consumidores ha pedido al Ayuntamiento la comparecencia de su delegado regional

El Ayuntamiento de Almendralejo podría haber incurrido en «graves irregularidades» al aprobar la modificación de las tasas municipales de suministro y evacuación de aguas y de limpieza de acometidas, según Facua Consumidores en Acción.

Esta asociación de consumidores ha solicitado al Ayuntamiento la comparecencia del delegado territorial de la asociación en Extremadura, José Manuel Núñez, para exponer las alegaciones presentadas a las nuevas tarifas del agua aprobadas en pleno el 25 de julio.

El Ayuntamiento pretende subir las tarifas de abastecimiento, saneamiento y limpieza de acometidas un 5,2%, y la de depuración de aguas residuales un 23%, dicen. Facua ya advirtió el pasado 7 de septiembre de que la pretendida modificación «no está convenientemente justificada ni en fondo ni en forma».

Facua pide que se tengan en cuenta las alegaciones presentadas y se le permita exponerlas ante este órgano de gobierno, «por ser parte interesada», tal y como recoge el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales.

Se trata de un «expediente único, falta de documentación y el IPC está mal aplicado», sentencian.

Las alegaciones presentadas apuntan que en el expediente hay «una evidente confusión y solapamiento de datos relevantes, así como la omisión de otros fundamentales» y la omisión de un desglose de ingresos y gastos. «Se llega incluso a repetir referencias mediante el sistema de copia y pega», advierten.

Facua considera que no existe, pues, un expediente económico diferenciado por cada tasa, así como su correspondiente propuesta de modificación. Tampoco se incluye informe económico-financiero «que justifique los incrementos» de la tasa en cada servicio.

Por otro lado, «tampoco se incluye un desglose de ingresos y gastos», tanto los que se pretenden compensar de ejercicios pasados como los previstos para el año 2016, por cada uno de los servicios. «Ello provoca que resulte imposible realizar ningún tipo de análisis», ni siquiera resulta «viable formular de manera correcta una propuesta tarifaria adecuada y diferenciada para cada servicio».

Por otro lado, FACUA advierte de que el IPC que se ha tenido en consideración es «erróneo».

El que debe aplicarse es la variación anual del mismo, esto es, de junio a junio y en base a ello, el porcentaje debería ser del 3,3%, y no el 4,25%.

«La fórmula expuesta en el expediente es, por tanto, equivocada».