Hoy

El Magrama licita las obras del colector de aguas residuales

El colector completa el proyecto de depuración de residuales. :: g. c.
El colector completa el proyecto de depuración de residuales. :: g. c.
  • La Plataforma contra la Contaminación lo aplaude, pero recuerda que desde el mes de febrero está pendiente de adjudicar la dirección técnica de la obra

El Boletín Oficial del Estado publicó ayer la licitación de la contratación para ejecución de las obras del nuevo colector de Almendralejo, que permitirá llevar las aguas residuales desde el casco urbano hasta la depuradora por un nuevo emisario.

Se trata de un proyecto que lleva esperándose desde hace años en la ciudad, ya que los problemas de depuración de Almendralejo vienen de lejos y por ello ya en 2001 la Dirección General de Aguas del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) determinó el «interés general» de la depuración de aguas en Almendralejo, incluyéndolo en el Plan Hidrológico Nacional.

Sin embargo, la depuradora nueva se puso en marcha en 2014, con una inversión de 17 millones de euros, pero quedó pendiente este complementario n.º 1 del proyecto de construcción y ejecución de las obras de depuración integral de las aguas residuales, que sale con un presupuesto de 3.5 millones de euros.

En julio de 2015 la delegada del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera, anunciaba que la licitación «estaba a punto de salir», aunque ha tenido que pasar un año para ello.

La obra permitirá construir un emisario de entre seis y siete kilómetros de longitud, para lo que es necesario la expropiación de algunos terrenos.

Cautela

El presidente de la Plataforma contra la Contaminación de Almendralejo aplauden este paso dado, aunque lo ven con cautela. Su presidente, Félix Lorenzo, recordaba ayer que ya que en febrero de este año terminaba el plazo para adjudicar el contrato para la asistencia técnica de las obras del citado proyecto, sin que hasta el momento el Gobierno central haya aprobado tal adjudicación, apuntó.

Además, no entienden la demora, teniendo en cuenta que este proyecto se va a financiar con fondos Feder de la Unión Europea, que ya están aprobados.

En el mejor de los casos, apuntan, el colector, que sufre continuas roturas dado su mal estado, como consecuencia de su antigüedad, no estaría en marcha antes de 2018, ya que el plazo de ejecución de las obras es de doce meses.

La semana pasada fue la última en la que el colector volvió a sufrir una obstrucción. Se trata de continuas obras provocadas por su mal estado que suponen un coste importante para el municipio y en algunos casos, como el de la semana pasada, producen vertidos ocasionales de aguas sucias a los arroyos.