Hoy

José García Lobato. :: g. c.
José García Lobato. :: g. c.

Lobato responsabiliza a los técnicos de la subida del agua

  • El alcalde dice que fueron los funcionarios los que cifraron el porcentaje que debía incrementarse la factura y que ellos sólo decidieron actualizarla

El alcalde, José García Lobato, asegura que el equipo de gobierno sólo aprobó la actualización de las tasas de la tarifa del agua, pero que fueron los técnicos municipales los que dictaminaron en qué porcentaje debía subir el recibo a los ciudadanos.

García Lobato contestó así al anuncio de la organización de consumidores independiente Facua de presentar alegaciones a la subida del recibo del agua, aprobada por el grupo municipal del Partido Popular en pleno el día 29 de julio pasado. Esta organización de consumidores anunciaba hace unos días en una nota de prensa esta decisión ante lo que consideraba «graves irregularidades» en el proceso de actualización de las tasas a los almendralejenses.

Según esta organización nacional de consumidores, a instancias de su delegación en Extremadura, apuntaba a que la revisión al alza aprobada por el Consistorio almendralejense incurre «en múltiples defectos de forma y de fondo y no aporta los informes exigidos por la ley"». Por ello, consideran que «dichas irregularidades invalidan la modificación de las ordenanzas fiscales, al no estar convenientemente justificadas».

Alegaciones

El alcalde anunció que se atenderán esas alegaciones, pero que serán respondidas por los técnicos municipales, «que son los quienes han hecho los informes que sustentan la subida del agua».

García Lobato afirmó en rueda de prensa y a preguntas de los periodistas que la decisión política fue la de «hacer cumplir un pliego de condiciones del contrato» de concesión del servicio de aguas a una empresa. «Estoy no tranquilo, más que tranquilo», aseguró tras la denuncia de Facua que apunta sólo «se mete en cálculos e importes».

García Lobato aseveró que si es «en la cuantía, en la forma, si se tiene que subir el IPC en un 7 o un 11 por ciento o si los costes de la depuradora están bien o mal», son los técnicos municipales los que tienen que responder por ello. «Facua que lo presente y los técnicos son los que tienen que hacer», apuntó. En su opinión, «aquí nadie está cuestionando si había que cumplir una serie de condiciones».

Irregularidades

Sobre las «irregularidades» de las que habla FACUA en su informe, aseguró que «cada uno las denomina de una forma».

Entiende que Facua «hace lo que tenía que hacer, defender los intereses de los ciudadanos». Sin embargo, aseguró que será el secretario general del Ayuntamiento el que conteste a sus alegaciones, en base a los informes que redacten los interventores de cuentas y los técnicos de los servicios inmersos en estos cálculos, apuntó el regidor local.