Hoy

El agua sucia llega al arroyo Harnina por una nueva rotura del colector general

Rotura del colector donde se produjo la obstrucción. :: g. c.
Rotura del colector donde se produjo la obstrucción. :: g. c.
  • La Plataforma contra la Contaminación lamenta que años después siga sin saberse nada del nuevo colector

En el año 2001 ya se consideraba el tema de la depuración de las aguas residuales de Almendralejo como «de interés general». Así se dejó claro en el Plan Hidrológico Nacional aprobado ese año. En el verano de 2014 comenzó a funcionar a pleno rendimiento la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), tras seis años de obras, un año de pruebas y una inversión de 17 millones de euros por parte del Gobierno central. Sin embargo, esa importantísima inversión queda muy incompleta sino se acomete la tantas veces prometida renovación del colector general que transporta las aguas residuales desde el casco urbano hasta la depuradora, ea más de 7 kilómetros.

Esta semana se ha vuelto a obstruir ese colector general y lo ha hecho en un camino rural, muy cercano a un grupo de viviendas. Esa obstrucción ha obligado a romper el colector para desatascarlo, aunque ha habido que excavar una segunda zanja y romperlo de nuevo más adelante, una vez sobrepasada la citada obstrucción, ya que con la primera no se ha logrado el objetivo, según las fuentes consultadas.

La Plataforma cree que «por las marcas que hay en la cuneta del camino» durante unas horas esas aguas sucias han llegado al arroyo Harnina, provocando una nueva contaminación. Si bien, horas después del arreglo, ya se había cortado ese vertido.

Se trata de la enésima rotura. El verano pasado la Plataforma contra la Contaminación volvió a denunciar otra de las roturas que se producen periódicamente en ese emisario, dada su antigüedad y mal estado. La Plataforma denunció entonces al Seprona que durante unos días esas aguas sucias se estuvieron vertiendo a uno de los arroyos, con la consiguiente contaminación que provocaba. En opinión de su presidente, Félix Lorenzo, «es desolador ver cómo pasa el tiempo sin que de una vez por todas se tomen medidas para terminar con este grave problema de contaminación».

Desde 2011

Y es que fue en junio de 2011 cuando se redactó el Proyecto Complementario nº 1 al proyecto de la nueva depuradora, cuya finalidad era definir las obras para la construcción de un nuevo colector que transporte las aguas residuales desde Almendralejo hasta la nueva Edar. Ya por entonces las autoridades conocían el «estado lamentable de conservación que tiene el actual emisario de dichas aguas», argumenta Lorenzo. Sin embargo, no fue hasta marzo de 2015 cuando se procedió a la actualización del citado proyecto complementario nº 1. Se determinó que había que destinar 2,8 millones de euros para construir ese nuevo colector. Sin embargo, en los presupuestos generales del Estado para 2016, aprobados por el Gobierno de Rajoy poco antes de las primeras elecciones generales, sólo se incluía un montante de 338.000 euros. Esa partida era la prevista por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para licitar el servicio de coordinación de seguridad y salud de las obras de un nuevo colector de aguas residuales para Almendralejo. En concreto, lo que se licitaban eran los servicios necesarios para el control, vigilancia y coordinación de seguridad y salud de las obras, aunque casi un año después, sigue sin saberse nada de ello.

La Plataforma recuerda que este retraso está suponiendo problemas de contaminación en Almendralejo, pero, además, importantes pérdidas económicas.

Estas roturas, aunque las ejecuta la empresa encargada del servicio de aguas, pero después cobra la factura al consistorio, al tratarse de obras de consideración, no previstas en las inversiones acordadas, según la Plataforma.

Lamentan que aunque se ha dado un paso muy importante con la construcción de la depuradora, hasta que no haya nuevo colector «no se terminará con este problema».