Hoy

Exigen solución a los problemas derivados de la llegada masiva de inmigrantes para la vendimia

  • La Organización en Defensa de lo Público pide a la Junta y a la Delegación del Gobierno medidas para evitar el hacinamiento y los problemas de convivencia

La Organización en Defensa de lo Público (ODP) exige a la Junta de Extremadura y a la Delegación del Gobierno que tomen de manera inmediata las medidas necesarias para hacer frente a las problemáticas que se presentan en Tierra de Barros con motivo de la campaña de la vendimia. Propone para ello que estas medidas sean consensuadas con las organizaciones agrarias, la Fempex y los sindicatos.

«La Junta de Extremadura debería haber previsto lo que ocurre en estas fechas en algunas localidades de Tierra de Barros, especialmente en Almendralejo, puesto que un año tras otro se repiten los mismos problemas. Sin embargo, permanecen impasibles y miran para otro lado. La realidad es que está más preocupada de elaborar un bodrio de decreto para acabar con el rebusco antes que tomar medidas para resolver los problemas de todo tipo que se presentan en estas campañas», se lamenta la Organización, que recuerda que en estos días llegan a las localidades de Tierra de Barros un masivo número de personas inmigrantes para buscar trabajo en la cosecha de la vendimia y que se alojan en viviendas o en naves que no reúnen los requisitos mínimos de habitabilidad y salubridad.

«En la mayoría de los casos, en ellas, se alojan un número de personas muy superior al espacio que se requiere para tener unas condiciones de vida mínimas. Además, todas estas circunstancias ocasionan problemas de convivencia con los vecinos y familias que habitan en las calles o cercanías», asegura.

Plan de integración

La Organización en Defensa de lo Público dice que a todo el conjunto de problemas derivados de las condiciones y del hacinamiento de personas en las viviendas, se unen los que tienen que ver con las relaciones laborales, contrataciones, los salarios, los destajos, etc. «La realidad es que de estas situaciones se aprovechan gente sin escrúpulos que lo que realmente pretenden es que haya abundante mano de obra para que los salarios sean los más bajos posible», denuncia a la vez que critica que «la Junta, la Delegación del Gobierno, la Fempex, así como las organizaciones agrarias y sindicales conocen todo esto que se repite un año tras otro. Pero no hacen absolutamente nada para evitarlo».

Por todo ello, la Organización en Defensa de lo Público exige que se tomen medidas urgentemente entre todos para desarrollar un plan de integración que prevenga y evite muchos de los problemas relacionados con las viviendas que suceden en estos meses de campaña: pisos en donde se hacinan personas, domicilio sin condiciones higiénicas, sin salubridad, etc. También reclama que en el programa de integración se contemplen las figuras de los educadores sociales y trabajadores sociales para tratar con las personas que vienen de fuera e instruirlas en unos comportamientos relacionados con la ocupación de espacios públicos, limpieza, respeto a la convivencia vecinal, contratos de trabajo, etc.

Por otra parte, señala la Organización que las organizaciones agrarias deben exigir a los agricultores que todas las personas que vayan a realizar los trabajos de vendimia sean contratadas a través de las oficinas de empleo. «Las administraciones públicas deben destinar el suficiente personal funcionario para hacer cumplir que ningún trabajador esté sin un contrato de trabajo, sino en condiciones legales, es decir, que se cumplan los convenios agrícolas, que no se paguen salarios de miseria y se persiga exhaustivamente la explotación hasta sus últimas consecuencias», concluye.