UPA-UCE y Asaja Extremadura exigen medidas urgentes para paliar los efectos de la sequía

Embalse de Gabriel y Galán casi seco. / HOY

Las organizaciones agrarias reclaman una solución a las administraciones y anuncian movilizaciones

REDACCIÓN Jueves, 28 septiembre 2017, 08:49

UPA-UCE Extremadura exige «medidas urgentes» para paliar los efectos de la sequía en el sector agrario y Asaja Extremadura anuncia movilizaciones si no se toman medidas.

Así lo aseguró el presidente de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco, quien advirtió de las consecuencias que la sequía está teniendo en las explotaciones agrarias y ganaderas de la región. Asimismo anunció que, si la Consejería de Agricultura de la Junta de Extremadura no toma medidas para paliar las pérdidas que están teniendo ganaderos y agricultores, se convocarán movilizaciones en el sector.

La primera fecha que ofreció García Blanco es la del 16 de noviembre y la protesta se realizaría coincidiendo con la Feria Agroganadera de Trujillo, lugar donde el año pasado, la organización convocó a los ganaderos para protestar por la falta de medidas ante las pérdidas ocasionadas por la tuberculosis bovina y caprina.

o el transporte de agua

Según dijo el dirigente agrario la sequía actual es «una de las más importantes de los últimos cuarenta años», por lo que considera que una línea de préstamo dotada con dos millones de euros «no va a paliar este problema», por lo que califica de «mala gestión» la que se está llevando a cabo por parte de Agricultura.

Para solventar el problema, desde la organización se sugiere que, además de las líneas de préstamos convocadas por el Ministerio de Agricultura, se establezcan otras ayudas como construcción de pozos, limpieza de charcas o transporte de agua, en el caso de que sea necesario acarrearla para salvar las explotaciones.

Por su parte, UPA-UCE Extremadura exigió a las administraciones regional y nacional «medidas urgentes» para paliar los efectos de la sequía en el sector agrario.

Según la organización, el sector más afectado por este problema es el ganadero, con unas pérdidas que se sitúan por encima de los 120 millones de euros en la región.

«La ganadería atraviesa una situación muy grave porque cada día se encarece más el forraje y eso genera que se dupliquen los costes de producción», manifestó el secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas.

Así, esta organización ha considerado que la escasez de lluvias es el principal problema que tiene ahora el secano extremeño, tanto el sector ganadero como agrícola, y cuyas pérdidas se sitúan en torno a los 270 millones de euros. UPA-UCE Extremadura también destacó que el alto índice de positividad del vacuno es otro «problema» que sufre el sector ganadero extremeño. «Todas estas dificultades agravan las pérdidas de los ganaderos que se suman a las que ya tienen por la sequía», dijo la organización agraria.

Secciones
Servicios