La Unión trata sobre la falta de paja con la planta de biomasa de Miajadas

Un ganadero coloca varias pacas de paja. :: HOY/
Un ganadero coloca varias pacas de paja. :: HOY

La organización agraria traslada su inquietud a las factorías que utilizan paja de cereal para producir energía en la región

EFE

Cáceres. Representantes de La Unión de Extremadura se reunieron ayer con responsables de la planta de biomasa que la empresa Acciona tiene en Miajadas para tratar la escasez de paja para alimento del ganado. El motivo de esta reunión es que La Unión quiere trasladar esta inquietud a todas las factorías que utilizan paja de cereal para producir energía en Extremadura.

Los responsables de Acciona trasladaron a esta organización agraria su preocupación por la repercusión de la sequía en el campo y les han trasmitido que son «consecuentes» con dichos efectos, según explicó La Unión en un comunicado de prensa.

En este sentido, los responsables de la planta les aseguraron que esta campaña han reducido el consumo de paja para sus calderas, de las 70.000 toneladas de una normal a las 45.000 toneladas que van a usar este año.

La Unión señaló que Acciona les han confirmado que desde julio de este año no ha vuelto a comprar paja para la factoría y que están utilizando de años anteriores.

También les comunicaron que a los precios actuales de la paja no la van a comprar, ya que no es rentable pagar por encima de los 60 euros por tonelada.

La Unión recordó que la paja de cereal ha subido de precio de octubre a diciembre en un 30%, al pasar de 69 euros a los 90 por tonelada que cuesta ahora la paja de calidad.

Proveedores

Durante la reunión, Acciona ofreció a los ganaderos de La Unión los contactos de los proveedores de paja para que tengan más oferta de esta materia prima. La Unión calificó de «muy positiva» la reunión y el compromiso de la industria de no ser una competencia con los ganaderos en tanto duren los efectos de la sequía.

Asimismo, remitieron un escrito a los responsables de la otra industria de biomasa de Extremadura, la de la empresa ENCE de Mérida, para intentar conseguir el mismo compromiso de no que no acaparen paja de cereal mientras duren los efectos de la sequía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos