La Unión reclama siete millones a Agroseguro por las pérdidas en el tomate y el maíz

REDACCIÓN

mérida. La Unión de Extremadura ha cuantificado los daños en los cultivos de tomate y maíz producidos por la ola de calor que se registró en Extremadura a mediados del mes de julio en 7 millones de euros y acusa a la entidad aseguradora Agroseguro de negarse a indemnizar con esta cuantía a los agricultores.

Así lo expuso esta organización agraria en nota de prensa, que sitúa los cultivos afectados en 10.000 hectáreas de maíz y 1.000 hectáreas de tomates, con una pérdida de 25.000 y 35.700 toneladas de estos alimentos, respectivamente.

Dichas pérdidas, explica La Unión, están aseguradas en su mayoría a través de los seguros agrarios en la entidad Agroseguro, «que se niega a indemnizar a estos productores negando los efectos negativos que tuvieron los 44 grados de temperatura en la polinización del maíz y en la podredumbre apical del tomate», aseguran.

Connivencia

Igualmente, La Unión reprochó la «connivencia» de la Comisión territorial de Seguros Agrarios de Extremadura con Agroseguro para «evitar que esta tenga que hacer frente a las indemnizaciones correspondientes».

En esta línea, la organización critica también que esta comisión presidida por el director general de Agricultura de la Junta vele más por los intereses de Agroseguro que por los de los agricultores, «como es su cometido».

Por ello, La Unión de Extremadura insta a todos los agricultores a exigir a Agroseguro la tasación de daños, aunque esta indique que no son indemnizables, ya que tienen conocimiento de que «sí se van a indemnizar en tomates y en maíz».

Además, la Unión recalcó que si no lo hacen de manera voluntaria, «tendrán que ser los tribunales quienes diriman si estos daños son indemnizables o no».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos