Las últimas lluvias garantizan la buena brotación del viñedo y el olivar

Imagen de archivo de una parcela de olivar y viñedo./HOY
Imagen de archivo de una parcela de olivar y viñedo. / HOY

El coordinador de Coag Extremadura, Juan Moreno, ha explicado que las abundantes precipitaciones han sido muy importantes para las viñas, que en algunos casos se encontraban en situación crítica por la ausencia de agua

EFE

Las lluvias de los últimos días garantizarán la buena brotación del viñedo y del olivar extremeños y suponen un alivio a la situación de sequía de meses atrás.

El coordinador de Coag Extremadura, Juan Moreno, ha explicado a Efe que las abundantes precipitaciones han sido muy importantes para las viñas, que en algunos casos se encontraban en situación crítica por la ausencia de agua.

Estas lluvias permitirán revertir la situación, ha manifestado Juan Moreno, quien sin embargo ha afirmado que aún es pronto para hablar de niveles de producción a tenor del debilitamiento que había provocado en la planta el episodio anterior de sequía.

El nivel de recuperación de las viñas, según ha explicado, puede ser positivo con una climatología primaveral óptima.

Una situación similar acontece en relación al olivar, cuyas expectativas no eran nada buenas hace 20 días, y que ahora «brotará bien» durante las próximas semanas, aunque se precisará «mucho más tiempo» para hablar de niveles de producción.

En este caso, ha dicho, el olivar también está «muy castigado» por los meses anteriores sin lluvias.

«El momento de estas precipitaciones ha sido determinante, pues si estas lluvias hubieran caído unos 20 días después, ya no hubiera sido igual, sobre todo en el caso del olivo», ha manifestado el responsable de Coag Extremadura.

En cuanto a los cereales, la lluvia también ha sido «muy importante» pues los agricultores ven la situación «con más optimismo» después de un otoño y de un invierno con escasas precipitaciones.

Salvo alguna situación de desbordamiento de arroyos que haya podido afectar a terrenos, las lluvias han sido cruciales para los cereales, a la espera ahora de que la primavera se comporte a niveles climatológicos óptimos para poder lograr una producción adecuada.

En líneas generales, Juan Moreno ha explicado que las lluvias han dado una tregua al campo, tras la ausencia de niveles medios de precipitaciones durante meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos