Tres retos de la Sanidad vegetal

La propuesta de prohibición del glifosato en Francia, las medidas de la CE a partir de la crisis del fipronil en huevos del pasado verano y las acciones para frenar la extensión de la Xylella Fastidiosa marcan la hoja de ruta

ANÁLISIS AGRARIO JUAN QUINTANA

La sanidad vegetal se ha hecho protagonista estos últimos días, a través de tres asuntos: la propuesta de prohibición del glifosato en Francia, con la capilaridad transnacional que ello que conlleva; las medidas propuestas por la Comisión Europea (CE) a partir de la crisis del fipronil en huevos del pasado verano; y las acciones para frenar la extensión de la Xylella Fastidiosa.

En primer lugar, nuestro país vecino suele ir por libre cuando se abordan cuestiones medioambientales. En este caso, el gobierno francés va a prohibir el glifosato a pesar de que la CE es partidaria de aprobar una prórroga de uso por diez años. Una prohibición en todos sus usos que anuncian efectiva antes de 2022. Esta posición ha enardecido a las organizaciones agrarias francesas que no entienden que Francia actúe al margen de las disposiciones comunitarias. Es bien conocida la fuerte presión que sufre el gobierno galo por parte de los grupos ecologistas, en particular en cuestiones agrarias. Hay que recordar que el propio ex primer ministro francés, François Fillon, reconoció hace unos años en el diario Les Echos que Francia mantenía acuerdos con los grupos ecologistas por los cuales el Gobierno rechazaba activamente los cultivos transgénicos a cambio de que los verdes hicieran la vista gorda en el tema de la energía nuclear. Lo preocupante de este asunto, es que lo que se haga en Francia es utilizado como argumento fuerza para el resto de las organizaciones ecologistas europeas, en particular las españolas.

Otra molécula tristemente de moda es el fipronil. Un principio activo que trajo de cabeza a las autoridades sanitarias europeas el pasado verano, como consecuencia de la detección de este insecticida en huevos provenientes de Bélgica y Holanda. Este incidente generó dudas sobre la eficacia de los sistemas de alerta sanitaria en la Unión Europea (UE). Ahora la CE ha pactado con los Estados veinte medidas para mejorar los procesos de actuación en la UE contra las alertas sanitarias, generadas por fraude o simplemente por mal uso de las herramientas autorizadas. Este movimiento podría generar dudas sobre la eficacia de nuestro sistema de seguridad y control sanitario que, en principio, no debe ponerse en entredicho. Se trata de uno de los modelos más estrictos a nivel mundial, si no el que más. Sin embargo, la alta eficacia de este sistema no implica su total infalibilidad, por lo que es necesario seguir avanzando en la minimización de riesgos.

La tercera cuestión es la gestión que se está haciendo desde las autoridades competentes sobre el ataque de la bacteria Xylella Fastidiosa a nuestros olivos, árboles frutales y árboles de frutos secos. Desde que en 2014 comenzaron las labores de vigilancia, todavía no se ha conseguido erradicar la enfermedad, lo que supone una amenaza real para las explotaciones arbóreas en nuestro país. Por el momento está atacando cultivos leñosos en Baleares y Comunidad Valenciana, pero es una amenaza seria y real para el resto de las comunidades autónomas.

En este caso, el director general de sanidad de la producción agraria del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Valentín Almansa, declaraba en los micrófonos de LaTrilla en Capital Radio, que todavía no se ha identificado al insecto vector que transmite esta enfermedad, al menos en España, porque en Italia ya está localizado. Entre tanto se aplican tratamientos insecticidas controlados en la zona de riesgo y se sigue aplicando el plan coordinado nacional, que está activo desde 2015. Una de las medidas más directas es el arranque de árboles afectados y de aquellos localizados en los márgenes de seguridad.

La realidad es que los sistemas de control parece que de momento funcionan, como demuestra la lenta extensión de la bacteria. A pesar de ello, mientras no se identifique el vector, la erradicación no parece viable a corto plazo.

Fotos

Vídeos