«Si tras la tractorada no escuchan, habrá que ponerse más serios»

Joaquín Romero, montado en su tractor. :: F. h./
Joaquín Romero, montado en su tractor. :: F. h.
Joaquín Romero García Agricultor de Villanueva

Este agricultor de 38 años cogió el testigo de su padre, y ahora lleva una explotación en la que el tomate es su cultivo más fuerte

FRAN HORRILLO

Joaquín Romero García es un joven agricultor de 38 años natural de Villanueva de la Serena. Estudió formación profesional, en la rama agraria, y llegado el momento decidió tomar el relevo que le cedió su padre. En la actualidad es socio de la Cooperativa Agrícola San Isidro de Villanueva de la Serena.

-¿Cómo llegó a la agricultura?

-Además de que el campo siempre me ha gustado, es algo que he mamado en casa, por lo que hay un importante componente de tradición familiar en mi llegada a la agricultura.

«Las últimas lluvias han venido muy bien, aunque han sido un poco tardías. Ahora nos tiene parados»

«El principal problema que tenemos en el sector es que nos ponen el precio a lo que compramos y a lo que vendemos»

-¿Lleva mucha superficie de cultivo?

-Sí llevo bastante y casi todo de riego. El cultivo más fuerte que tengo es el tomate, aunque también cultivo maíz y algunos años arroz. Además, también tengo cereal de invierno. Antes estaba con mi padre, pero ya se jubiló y sigo yo solo con la actividad.

-¿Es sacrificada esta profesión? ¿Deja muchos sinsabores?

-Sí que es muy sacrificada. Sobre todo en el periodo de plena campaña, en la que uno está completamente pendiente a los cultivos, tanto con las plantaciones, el riego, los tratamientos, la recolección...

-¿Cómo es un día normal en su actividad en plena campaña? ¿Mucho trabajo?

-Un día normal de campaña conlleva madrugar e irte al campo muy temprano, sin que todavía haya amanecido. Vuelves a casa a mediodía y descansas un rato, para volver a ir al campo por la tarde y regresar por la noche, casi siempre muy tarde. No da tiempo para el ocio y para la familia solo lo necesario.

-¿Qué labores tocan ahora en el campo?, ¿han venido bien las últimas lluvias?

-Ahora estamos iniciando las plantaciones de tomates y la verdad es que las lluvias han venido muy bien, aunque han sido un poco tardías, porque nos tiene parados para hacer labores en el campo.

-¿Con qué perspectivas se presenta la campaña de tomate?

-Las perspectivas de la campaña no las sabemos, ya que dependemos mucho de la meteorología. En cuanto a los precios, son desastrosos.

-¿Qué opina de las reciente tractorada de protesta que se organizó el pasado mes pidiendo precios más justos para los agricultores?

-Me pareció bastante bien. Yo también participé y estuve allí. Lo que está claro es si no nos escuchan después de la tractorada, habrá que ponerse más serios porque lo cierto es que tenemos precios desastrosos.

-¿Hay algún cultivo rentable en la actualidad?

-Ahora mismo, todos los cultivos que conocemos en la zona están bastante complicados.

-¿Ve algún cultivo con futuro? Se habla del almendro, el pistacho.

-Estos cultivos no los conocemos bien por esta zona y si todos sembráramos estos cultivos al final también se saturaría el mercado.

-¿Cuál es el principal problema que acecha al sector y qué solución aportaría?

-El principal problema es que nos ponen el precio a lo que compramos y a lo que vendemos. La solución pasa por tener precios dignos para nuestros productos.

-¿Es atractivo hoy en día el campo para los jóvenes?

-Yo no lo veo muy atractivo, la verdad. Hoy en día está complicado y si no es por tradición familiar, es muy complicado para un joven abrirse camino en la agricultura, ya que requiere de inversiones muy costosas.

-Imagino que pertenecer a una cooperativa es vital para un agricultor hoy en día ¿no?

-Claro que es vital para un agricultor estar y pertenecer a cooperativas. Si no fuera así, estaríamos mucho peor. Eso sin duda. Y es que la unión hace la fuerza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos