Extremadura pierde 600.000 jornales por las tormentas y pide un plan de empleo

Efectos de las tormentas y el pedrisco en distintos puntos de Extremadura:: HOY/
Efectos de las tormentas y el pedrisco en distintos puntos de Extremadura:: HOY

10.900 de las 21.800 hectáreas dañadas están afectadas en su totalidad, especialmentelas de frutales y tomate

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Primera valoración general del daño causado por las tormentas de este mayo. La Junta calcula que la mitad de las hectáreas afectadas han perdido toda su posible cosecha. Esto es, casi 11.000. El segundo dato sobresaliente es que, a expensas de contabilizar los efectos de las lluvias torrenciales y el pedrisco del pasado domingo, los agricultores extremeños se han quedado sin 29 millones por productos que no van a poder vender. La tercera cifra descomunal afecta al empleo. Unos 600.000 jornales se han evaporado para este verano y este otoño a causa del tiempo porque no será necesaria esa mano de obra.

El Ejecutivo de Guillermo Fernández Vara expuso este martes, en una reunión extraordinaria del Consejo Asesor Agrario de Extremadura (CAEX), la radiografía del desastre provocado por las tormentas en ese mes. Aparte de datos, en el CAEX se abordaron también posibles iniciativas para mitigar el impacto sobre el campo y el empleo. Una de ellas pasa por poner en marcha, en colaboración con el Ejecutivo central, un plan especial de empleo para compensar la pérdida de jornales.

Es necesaria la colaboración de todas las administraciones «sin intereses partidistas», enfatizó la consejera Begoña García Bernal. Es tiempo de coordinación y de trabajar juntos «sin diferencias», insistió en declaraciones recogidas por Efe.

La titular de Medio Ambiente y Políticas Agrarias recordó que hace dos años se perdieron 188.000 jornales en Extremadura por el tiempo. Esa pérdida de trabajo fue asumida por la Junta y las diputaciones, pero ahora, dada la magnitud de los daños, se reclama también eche una mano el Estado a la región.

Técnicos de la Junta han elaborado un informe de daños tras visitar las explotaciones. Se presentará al Gobierno para que este adopte la declaración de zona afectada gravemente por emergencias para Extremadura (antigua zona catastrófica). Esa medida conlleva beneficios fiscales para las explotaciones dañadas.

Municipios afectados

PROVINCIA DE BADAJOZ. Acedera, Aceuchal, Almendralejo, Arroyo de San Serván, Azuaga, Cabeza del Buey, Calamonte, Don Benito, Granja de Torrehermosa, Guareña, Hornachos, Medellín, Mérida, Orellana la Vieja, Ribera del Fresno, Torremejía, Santa Amalia y Valdelacalzada.

PROVINCIA DE CÁCERES. Cabrero, Casas de Castañar, Coria, El Torno, Guijo de Galisteo, Madrigalejo, Montehermoso, Morcillo, Navaconcejo, Madrigalejo, Riolobos, Torrejoncillo, Piornal y Valdastillas.

Lo que se sabe hasta el momento es que la superficie de cultivos afectada es de 21.853,76 hectáreas en las diez zonas. De ellas, 10.912,11 hectáreas perdidas o destruidas en su totalidad.

Las estimaciones de la Junta es que se han perdido 450.000 jornales por la no recogida de cultivos ni por los trabajos previos como el entresaque en la fruta. Además, han desaparecidos otros 150.000 por mano de obra que no será necesaria en las centrales hortofrutícolas o transformadoras de tomate.

El Consejo Asesor Agrario (Caex) se ha reunido este martes en Mérida:: BRÍGIDO
El Consejo Asesor Agrario (Caex) se ha reunido este martes en Mérida:: BRÍGIDO

Arreglo urgente de los caminos dañados

La Junta de Extremadura asumirá actuaciones para reparar los caminos más dañados. Pero los técnicos de Desarrollo Rural no tienen aún perfilado ese mapa de infraestructuras viarias más afectadas. El informe está pendiente de cerrar. Una vez que se concluya se determinará el coste real de los caminos sobre los que hay que actuar. Hay que recordar que tras las inundaciones provocadas por los desembalses masivos en 2013, el Gobierno extremeño, a través de la empresa pública Tragsa, invirtió cerca de 2,5 millones para obras de urgencia entre las que se encontraban, en buena medida, el arreglo urgente de caminos rurales.

«Se necesita coordinación entre administraciones. Se trata de un problema gravísimo que afecta al campo y al empleo», coincidieron en indicar a HOY Ángel García, presidente de Asaja Cáceres e Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE. Aparte de colaboración, Juan Metidieri, presidente de Apag Asaja, añade medidas a las bonificaciones fiscales para los agricultores. Entre ellas, préstamos a interés cero o incluso ayudas directas «para inyectar liquidez a las explotaciones».

Los agricultores pueden modificar hasta el jueves, día 31, la solicitud presentada ante la Junta de ayudas de la PAC, sembrando otros cultivos en parcelas ahora destrozadas por la acción de las tormentas.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos