El sector hortofrutícola debe combatir la venta a resultas

Recogiendo ciruela en una plantación extremeña. :: hoy/
Recogiendo ciruela en una plantación extremeña. :: hoy

La Agencia de Información y Control Alimentario ha impuesto más de 50 sanciones por incumplir la Ley de la Cadena Alimentaria

EUROPA PRESS CÁCERES.

El sector hortofrutícola de Extremadura acumula 54 sanciones por incumplir la Ley de la Cadena Alimentaria. Entre 2014 y 2017, hasta 10 empresas distribuidoras fueron sancionadas con más de 325.000 euros en multas, principalmente por no cumplir el periodo de pago a productores, según explicó ayer martes el director de la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA), José Miguel Herrero, que presentó los planes específicos de actuación de AICA en Extremadura para 2018, así como el balance de inspecciones y sanciones del último ejercicio.

Según señaló Herrero, hasta 2017, AICA realizó 203 inspecciones en Extremadura, de las cuales la mitad correspondieron al sector de frutas y hortalizas, y la otra mitad a los sectores cárnicos, vitivinícolas y oleícolas. Extremadura es la comunidad autónoma donde se han llevado a cabo más inspecciones de oficio por parte de esta agencia en el sector de fruta de hueso.

La mayoría de las multas, por valor de 322.000 euros, fueron impuestas a la industria alimentaria (48 de las 54 sanciones). De las 54 sanciones, 51 corresponden al sector de frutas y hortalizas y 3 a la aceituna.

AICA está llevando a cabo un programa de vigilancia especial en la fruta de hueso en Extremadura, que empezó en 2017 y que continúa abierto, a raíz de los numerosos indicios que fueron trasladados a la agencia el verano pasado.

El 100% de las sanciones se impusieron por incumplir los plazos de pago y, especialmente, en la industria alimentaria. Por este motivo, en 2018 AICA seguirá vigilando atentamente los principales sectores productivos extremeños para comprobar que se firman contratos por escrito y que se cumplen los plazos de pago marcados.

«Como consecuencia de la información suministrada por las organizaciones agrarias extremeñas hemos llevado a cabo numerosas inspecciones de oficio que han permitido detectar incumplimientos de la Ley de la Cadena. En Extremadura aún está extendida la práctica de la venta a resultas, prohibida por la Ley». señaló Jose Miguel Herrero. De esta forma, AICA trabaja para erradicar esta mala práctica e insiste en la «necesidad de entregar los productos bajo un contrato escrito en el que se conozca el precio por adelantado».

En cuanto a las denuncias por venta a pérdidas, práctica prohibida por la Ley del Comercio Minorista y que es competencia de las comunidades autónomas, AICA ha trasladado a la Administración regional competente las 20 denuncias recibidas para que las investigue.

Según los datos ofrecidos por Herrero, AICA ha realizado en sus cuatro años de funcionamiento un total de 203 inspecciones de oficio en Extremadura, de las que 100 fueron en el sector de frutas y hortalizas en el que recayeron la mayoría de la sanciones. En el sector vitivinícola se realizaron 32 inspecciones; 36 en los sectores cárnicos; 28 en el oélico; cinco en el lácteo y dos en el sector de los huevos, miel, conservas de pescado y forrajeras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos