«Esta profesión tiene un componente vocacional alto»

David Casado en su explotación agraria./F. H.
David Casado en su explotación agraria. / F. H.
David Casado Cidoncha | Agricultor de Puebla de Alcollarín

Este ingeniero técnico agrícola de 41 años lleva en la actualidad una explotación de 12 hectáreas dedicadas al cultivo del arroz

FRAN HORRILLO

David Casado Cidoncha es un agricultor de Puebla de Alcollarín de 41 años, que además de llevar su explotación de arroz, es ingeniero técnico agrícola. De momento, no pertenece a ninguna cooperativa.

-¿Cómo llegó a la agricultura?

-Conozco la agricultura por tradición familiar y aparte por mis estudios de capataz agrícola e ingeniero técnico Agrícola. Una labor que he desarrollado en empresas del sector y cooperativas.

«Haces un esfuerzo físico y emocional durante el año sin saber cuál va a ser el resultado»

-¿Lleva mucha superficie?

-Estoy recién incorporado como joven agricultor. Llevo dos años con una explotación de 12 hectáreas dedicadas al cultivo del arroz, tarea que desarrollo yo solo por cuestiones de dimensión de la propia explotación.

-¿Es sacrificada esta profesión?

-Creo que tiene un componente vocacional muy alto y, de hecho, solo se incorporan como jóvenes agricultores personas que vienen por tradición familiar. Los sinsabores vienen por la rentabilidad, pues ves qué haces un esfuerzo físico emocional y económico durante todo el año sin saber cuál va a ser el resultado. Igual que en todos los ámbitos de la vida, cuándo haces algo con ilusión pues te gusta que salga bien. Y si el resultado no es el esperado pues hay que gestionarlo

-¿Cómo es un día normal en su actividad en plena campaña?

-Pues en plena campaña hay que salir temprano de casa. El campo es una actividad al que le dedicas todo el tiempo que quieras, en el sentido que siempre hay cosas que hacer y al final en plena campaña hay muchos días que se te quedan cortos de horas. El arroz es un cultivo que le influye mucho el momento en el que se le hace cualquier actuación para el resultado final, por eso hay que estar muy atentos y dedicarle más tiempo del que en principio pueda parecer.

-¿Con qué perspectivas se presenta la campaña de arroz, tanto de precio como de producción?

-Pues estábamos con la incertidumbre de si iba a haber agua para sembrar o no toda la superficie y de planificar las variedades a sembrar para esta campaña, en función de la demanda de mercado o según problemática de cada explotación. Con respecto al precio estamos a la espera de que se cierren los precios sobre arroz de la campaña pasada para poder recibir dinero de la venta. Así que ahora es difícil saber el precio para el arroz de esta campaña.

-¿Qué opina de las recientes declaraciones de Asaja Extremadura de reducir las hectáreas de arroz?

-Considero que hay agua para una campaña normal de riego y que este cultivo socialmente mantiene una actividad económica importante que ayuda a mantener puestos de trabajo en cooperativas, industrias de la zona, talleres de venta de maquinaria, bancos, empresas de servicios, etcétera.. Pero es cierto que si no llueve nos dejará en situación muy delicada. Ayudaría también que la sociedad y las administraciones le den la importancia que tiene el sector a todos los niveles. Ya que de manera continua baja año a año superficie y número de arroceros.

«Si no llueve, el cultivo del arroz se quedará en una situación muy delicada»

-¿La sequía es el principal enemigo ahora del cultivo del arroz?

-El agua es un elemento esencial para el cultivo del arroz, así que la falta de agua seguirá siendo un problema importante junto con el control de malas hierbas

-¿Ve algún cultivo con futuro?

-Un cultivo que está funcionando es el olivar, pero pienso que el futuro pasa por mantener unos equilibrios en lo que se produce.

-¿Cuál es el principal problema que acecha al sector?

-Para mí uno de los problemas son las cadenas de distribución que utilizan los productos agrícolas como producto reclamo en campañas muy agresivas de publicidad. Con normas de producción muy estrictas y con mucha seguridad alimentaria. Pero de igual manera importan o comercializan productos de terceros países sin tantos controles y nos fuerzan a nosotros a competir en precios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos