«Merece la pena apostar por la calidad para mantenerte»

Anibal Fernández, con su ganado . :: JSP/
Anibal Fernández, con su ganado . :: JSP
Anibal Fernández Ganadero

Además de cabras veratas, cuenta en su explotación familiar con cerdos y ovejas

JAVIER SÁNCHEZ PABLOS TRUJILLO.

Es la tercera generación de ganaderos. Se trata de Aníbal Fernández que, junto con su hermano, lleva la explotación familiar. Esta ganadería está inscrita en la Denominación de Origen Protegida Queso Ibores, con sus cabras veratas. Su leche va a parar a quesos amparados también en esta marca de calidad. Además, forma parte de la Asociación de Criadores de Cabra Verata. En la explotación también cuenta con ganado porcino y ovino.

-¿Cuándo comenzó?

-Llevo toda la vida. Tenía unos 14 años cuando me metí en este mundo. Fue por gusto. Ahora, sin embargo, solo queda aguantarme. Me gustan los animales y la naturaleza. Sin embargo, la situación es complicada. El gran problema es la Administración y el ritmo de vida. Nadie se preocupa por nada. Además, el día a día es estar al cien por cien. No puedes descuidarte ni relajarte ni un minuto. Las cabras son unos animales que debes estar pendiente casi las 24 horas del día. Son muy sacrificadas para el rendimiento que te dejan. Yo las tengo para carne y para leche. Por tanto, hay que ordeñarlas todos los días, mañana y tarde.

«Las ayudas son pocas y los cabreros pueden desaparecer pronto, al menos, en la zona de Ibores»

-¿Qué supone estar en esas marcas de calidad, como Queso Ibores?

-Es una forma de que nos ayuden algo y de que se preocupen por nosotros. También es un modo de conseguir publicidad y de que nos sintamos apoyados y de hacer fuerza todos juntos.

-Siempre se ha dicho que la cabra tiene una gran importancia para el campo ¿Es verdad?

-Mejor dicho, debería tener una gran importancia en la región. Las que mantienen limpia las fincas y los campos son las cabras. Es una forma de mantenerlo todo en condiciones y de prevenir incendios. Reitero que la cabra es la que desbroza y mantiene recortado el monte bajo. A pesar de esa importancia, ahora todo el mundo huye de ella. Parece que interesa más la caza y otras cuestiones. Lo que quieren hacer con ellas es un delito

-¿Qué quieren hacer con ellas?

-En cualquier saneamiento, matan a animales, aunque estén limpios. Nadie te ayuda. La Administración es la que manda y hay que aguantar lo que nos echen. Eso si, digo que el futuro de la cabra lo veo mal, fatal. Las ayudas son pocas y los cabreros pueden desaparecer pronto, al menos, en la zona de Ibores.

-¿Cómo está el precio de la leche?

-Está fatal. En enero hicieron una bajada muy grande y de ahí se ha mantenido, pero el precio al mínimo. Por el contrario, todo sube, como los cereales, el forraje y las fincas.

-¿Y el cabrito?

-Lleva dos o tres años flojos, incluso, en la época de más ventas, como es Navidad. O no hay consumo o no es muy conocido. Quizá, no se da la publicidad suficiente para que se aprecie esta carne. Es de una gran calidad. En esta zona, se sacan cabritos excelentes, debido a la alimentación y al clima. Por todo ello, la leche de la cabra es de primera y la carne es excelente.

-¿También tiene oveja y cerdos?

-Dan bastante menos trabajo que las cabras. Hay que tener de todo, porque como está la situación, si falla una cosa, se tiene la otra. Las ovejas no tienen nada que ver con la cabra. Tiene menos trabajo y dan menos problemas. Este ganado es para carne y el cordero no se vende mal. Este mercado se va definiendo más o menos.

«Hay que poner menos trabas o al menos, no incordiar tanto»

-¿Y los cerdos?

-Los tenemos para aprovechar la montanera. Son animales de calidad, que se crían con bellota. Es ibérico cien por cien. Merece la pena apostar por la calidad para mantenerte. Los animales deben estar bien cuidados, porque si no, no sigues.

-¿Cuáles son los problemas?

-Reitero que el principal problema es la Administración. Solicitan continuamente documentación y controles. Cada vez te exigen más y más y el ganadero tiene suficiente con trabajar. Ten en cuenta que la ganadería es el sector primario. Como se acabe la ganadería en Extremadura, ¿dónde vamos a comer? Hay que ayudar más y poner menos trabas o al menos, no incordiar tanto. Si se acaba la ganadería, ¿que perspectivas se tiene?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos