Las lluvias evitarán otro año catastrófico para la apicultura

Las lluvias evitarán otro año catastrófico para la apicultura

EFE BADAJOZ.

Las lluvias de los últimos días han mejorado las previsiones del sector extremeño de la miel, que hubiera estado abocado a una nueva campaña «catastrófica» sin estas precipitaciones. El responsable de la sectorial de Apicultura de Asaja Extremadura, Paulino Marcos, ha explicado que el sector necesitaba agua «desde el pasado mes de septiembre» para asegurar un inicio de campaña óptimo. Sin embargo, el otoño y el invierno han sido «malos», con escasas precipitaciones y con habituales cambios de temperatura, al pasar de días fríos a otros muy agradables. Todo ello hacía que las abejas fueran escasas y que no hubiera polen en el campo, una situación que ahora cambia «por entero», ha dicho, pues con las precipitaciones brotarán las flores y además tendrán néctar.

Antes de estas lluvias, «ibas por el campo y parecía el mes de agosto, pues las flores necesitan humedad para que tengan néctar y las abejas puedan recogerlo, las cuales, ante esta escasez, necesitaban más desplazamiento para recolectarlo», explica Marcos.

Esta situación, no obstante, no asegura aún niveles óptimos de producción, los cuales dependerán del comportamiento de la primavera, aunque sí permite descartar malas perspectivas desde un principio.

Como en el resto del campo extremeño, los apicultores están «muy contentos», afirma el máximo responsable de la sectorial de Apicultura de Asaja. Marcos recuerda que el sector viene de dos años «malos» en la comunidad autónoma, por lo que un tercero sería «muy negativo» para este segmento.

En este sentido, agradece que el Ejecutivo autonómico haya incluido al sector en las ayudas por la sequía y haya impulsado a su vez las ayudas agroambientales, «sensible» por tanto con la apicultura ante la situación por la que pasaba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos