Bbva

Las líneas ganaderas, un seguro para los profesionales del campo

Las líneas ganaderas, un seguro para los profesionales del campo
BBVA ofrece productos que cubren la retirada y destrucción de animales muertos, el valor por la pérdida de reses debido a accidentes o enfermedades y los sobrecostes por la falta de pastos que causa la sequía
REDACCIÓN

Una de las frases más repetidas por los profesionales del sector en la Feria Internacional Ganadera de Zafra, que se celebró a principios del mes de octubre, fue: «Esperando a que lluev». Esa, o una variante muy parecida, era la respuesta que las voces más autorizadas de la ganadería regional daban a la pregunta sobre la situación actual. Los productores de cordero no sabían si iban a tener pastos para las madres, los ganaderos de porcino veían con preocupación el retraso de la montanera, los profesionales del bovino hacían cuentas sobre el precio del pienso… Y en una coyuntura similar estaban el resto de empresarios del campo.

Aunque puede pensarse que la sequía afecta de manera más directa a los agricultores que a los ganaderos, ambos profesionales sufren por igual la ausencia de precipitaciones. «No solo los agricultores tienen problemas con la pertinaz sequía, sino que afecta muy seriamente a los ganaderos extensivos», detallan los expertos. El mayor problema para los propietarios de animales es que se disparan sus gastos de producción al tener que complementar con pienso la alimentación de las bestias por la escasez de pastos y se ven obligados a realizar inversiones para abastecer de agua a los animales.

La sequía es, precisamente, una de las causas contempladas en los seguros agroganaderos que ofrece BBVA con el objetivo de estar cerca de sus clientes. En concreto, este apartado relativo a la falta de lluvias, se incluye entre los riesgos que pueden ser cubiertos en las líneas de ganado, que no se ciñen solo al vacuno, porcino o a otros más habituales, sino que también están englobadas las cabañas de gallinas, cabras, abejas o conejos, por citar algunos.

Así, la sequía en los pastos, junto a los accidentes, las enfermedades o epizootias y la retirada y destrucción de animales son causas que entienden las aseguradoras que pueden acarrear la muerte, sacrificio obligatorio o la pérdida de la función específica de las cabezas de ganado. Por tanto, estas cuestiones entran en las coberturas de los seguros.

Agricultura

Igualmente, los seguros en la agricultura sirven para dar una seguridad a los ingresos de los productores. De esta forma, los empresarios del campo pueden tener la tranquilidad de no depender de factores externos para garantizar la viabilidad de sus explotaciones mediante la contratación de seguros de cosecha, que pueden cubrir daños o mermas de la producción.

Pero también existen otros seguros los agricultores deben tener de manera obligatoria, como son los asociados a la maquinaria agrícola, al igual que sucede con cualquier vehículo. Por otro lado, se pueden contratar productos que afecten a las instalaciones de la explotación agraria, que serían similares a los seguros de responsabilidad civil que tienen los propietarios de locales o naves de las empresas.

De la misma forma, los sectores acuícola y forestal cuentan con seguros especializados para costes de reforestación o los daños derivados de enfermedades, dependiendo del caso.

Fotos

Vídeos