La Junta destina 500.000 euros a las ayudas para la gestión de las denominaciones de origen

Asado de corderos de la Denominación de Origen Corderex. :: HOY/
Asado de corderos de la Denominación de Origen Corderex. :: HOY

Diez DOP y dos Indicaciones Geográficas Protegidas podrán beneficiarse de las subvenciones

EFE MÉRIDA.

El Consejo de Gobierno de la Junta aprobó ayer un decreto por el que se regula la concesión directa de subvenciones para la gestión de las 10 Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) y dos Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) de Extremadura, a las que destinará 500.000 euros.

La portavoz de la Junta, Isabel Gil Rosiña, destacó que estas subvenciones están destinadas «a garantizar la ejecución de los programas de calidad, a la renovación de los nombres de denominaciones...» y, en definitiva, «al mantenimiento de las 12 DOP e IGP que hay en la comunidad».

Gil Rosiña subrayó la apuesta del Gobierno regional socialista por estas entidades desde «el primer momento de la legislatura» con la presentación, por parte del PSOE, de una propuesta de ley para modificar la Ley Agraria que el Ejecutivo del PP cambió, y que éstas «volvieran a ser entidades de derecho público», lo que permite que reciban subvenciones como las de ayer.

Se otorgan por concesión directa al existir «interés público, social y económico»

Podrán ser beneficiarios los consejos reguladores de las DOP Vino Ribera del Guadiana, Jamón Dehesa de Extremadura, Queso de la Serena, Queso de los Ibores, Torta del Casar, Aceite de Monterrubio, Aceite Gata-Hurdes, Pimentón de la Vera, Cereza del Jerte y Miel Villuercas-Ibores; y las IGP Cordero de Extremadura y Ternera de Extremadura.

Las ayudas se otorgan por el procedimiento de concesión directa al existir «un interés público, social y económico», por su condición de bienes de dominio público de titularidad de la comunidad, establecido en la Ley Agraria de Extremadura.

En Extremadura, los productos que están protegidos por la DOP son aquellos cuya calidad o características se deben al medio geográfico, vinculados a sus factores naturales y humanos, y cuya producción, transformación y elaboración se realiza siempre en esa zona geográfica delimitada de la que toman el nombre.

Por su parte, los productos con una IGP son aquellos que poseen alguna cualidad determinada o reputación u otra característica que pueda atribuirse a un origen geográfico y cuya producción, transformación o elaboración se realice en la zona geográfica delimitada de la que también toman su nombre.

Desde el Ejecutivo extremeño resaltaron que las DOP y las IGP de Extremadura favorecen «la diferenciación de la producción, el desarrollo y sostenibilidad de los tejidos rurales, contribuyen al incremento de la competitividad de las industrias agroalimentarias y son una seña de promoción de la imagen de los productos extremeños en el exterior».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos