Dos grupos avícolas impulsan una incubadora que criará 650.000 pollos a la semana

Pollos en una de las granjas que tiene el grupo VMR para engorde en Cuacos de Yuste. :: ANDY Solé/
Pollos en una de las granjas que tiene el grupo VMR para engorde en Cuacos de Yuste. :: ANDY Solé

Ibergallus, en la que está la extremeña VerAvic, ultima la construcción de una planta en Casatejada en la que se invertirá seis millones

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

La principal industria avícola de Extremadura sigue creciendo. VerAvic, con sede en el municipio cacereño de Cuacos de Yuste, es protagonista de la inminente construcción de una gran planta incubadora de huevos de gallina en la también cacereña localidad de Casatejada. Lo hace por su presencia en el grupo VMR, que se ha aliado con el líder del sector agroalimentario portugués para crear una sociedad, Ibergallus, promotora de la incubadora de Casatejada.

Solo falta la licencia de obras que concederá en breve el Ayuntamiento de esta población (1.350 vecinos) de Campo Arañuelo para que se inician las obras de una instalación que ofrece dos datos sobresalientes. De un lado, su capacidad de cría, hasta los 650.000 pollitos a la semana. De otra parte, su inversión, unos seis millones. La planta propiciará la creación de una docena de puestos de trabajo en un principio. «El inicio de las obras es inminente. Probablemente comiencen esta semana o la que viene. Se estima que la planta comience a funcionar a principios de 2019», especifican a HOY desde el departamento de comunicación del grupo VMR, en el que está integrada la extremeña VerAvic y otras tres empresas.

En la incubadora de Casatejada los pollos apenas estarán unos minutos una vez que nazcan. Inmediatamente serán trasladados a las distintas granjas de cebo que tiene VMR. Allí estarán engordando entre seis y siete semanas. Finalmente irán al centro de procesamiento de Cuacos, donde serán sacrificados y preparados para su posterior distribución. De esta planta de La Vera cada día salen 80.000 pollos.

Solo queda la licencia de obras, que se concederá en días, y la planta funcionará a inicios de 2019 Se hará próxima a la fábrica de piensos que desde 2013 puede producir 800 toneladas al día

Desde 2013, también en Casatejada, funciona una fábrica de piensos en el polígono industrial Laguna Nueva, junto a la autovía autonómica EX-A1 que une Navalmoral con Plasencia. En el mismo polígono que ahora va la incubadora.

Esa fábrica de piensos es una de las más punteras de Europa y está preparada para producir hasta 800 toneladas de alimentación al día. Emplazada en varias parcelas que suman 21.100 metros cuadrados, empezó a funcionar hace cuatro años y medio y en este proyecto el grupo VMR se gastó ocho millones.

La instalación se erigió para suministrar a los granjeros asociados la alimentación de los pollos, que el propio grupo compra pero cuya crianza encarga a los ganaderos que, una vez criados, los devuelve a sus dueños para su sacrificio y comercialización. VMR tiene a un centenar de granjeros asociados, de los que la mayoría procede de Extremadura, si bien también mantiene acuerdos comerciales con productores de Toledo y Ávila. Con ello consigue vigilar todo el proceso.

Ibergallus

Ahora el grupo da un paso más con la incubadora de Casatejada. La Dirección General de Medio Ambiente de la Junta acaba de conceder la autorización ambiental unificada a la planta incubadora de huevos de gallina de Casatejada, que ocupará una superficie de algo más de 48.700 metros cuadrados. En noviembre ya recibió la declaración favorable de impacto ambiental.

El proyecto está tramitado a través de la sociedad Ibergallus SL. Es la integradora que han creado para la Península Ibérica el grupo VMR y el portugués Valouro, que se presenta como el mayor grupo económico del sector agroalimentario del país vecino. VMR y Valouro llevaban años colaborando.

El plan a desarrollar a través de Ibergallus es la construcción de la planta incubadora en Casatejada y una serie de núcleos de recría y de reproductoras en municipios de otras comunidades, básicamente en Castilla-La Mancha, donde VMR tiene intereses comerciales.

Con una inversión en última tecnología en incubación y reproducción, se conseguirá incrementar el control sobre todo el ciclo de los productos, se incide. El desarrollo de la incubadora de Casatejada se llevará a cabo en varias fases. Además, también se contempla la posibilidad de construir tres núcleos de recría, cada uno de ellos con tres naves, además de seis núcleos de reproducción, cada uno con cuatro naves.

Volumen de negocio

Veravic, que acumula más de 30 años de trayectoria profesional, ha alcanzado una facturación de 60 millones en 2017. Según su página web, logró facturar aún más, 67,5 millones, en 2015. Su volumen de empleo se cuantifica en una plantilla que supera los 120 trabajadores. En total, el grupo avícola VMR contabiliza más de 300 empleos directos.

El centro de procesamiento avícola que funciona en Yuste se ha convertido en el octavo productor de pollos en España, donde el sector avícola ha conocido un repunte en su actividad en el último lustro.

Según datos del año 2016, España era uno de los principales productores de huevos de la Unión Europea, con un censo de gallinas de más de 40 millones, lo que representaba entonces un 13% de la producción comunitaria.

En Extremadura estaban ubicadas hace dos años el 2% de las granjas de gallinas ponedoras del país, que representan el 3% de la producción nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos