Las ovejas vuelven al centro de Madrid

Ovejas cruzando el centro de Madrid:: / EFE

La capital acogió ayer la XXIV Fiesta de la Trashumancia

EFE

Centenares de ovejas y cabras extremeñas recorrieron este domingo con sus pastores el centro de Madrid para reivindicar el uso de las vías pecuarias en la XXIV Fiesta de la Trashumancia, organizada por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y el Ayuntamiento de la capital.

Al son de la música de varios grupos folclóricos, el rebaño, formado por 1.300 ovejas merinas y 70 cabras retintas, salieron a las 10.30 de la mañana de los rediles en la madrileña Casa de Campo, adonde llegó el viernes procedente de Babia, en los Montes de León.

Tras recorrer el centro de la capital, las ovejas y cabras llegaron hasta la Plaza de Cibeles, donde representantes del Ayuntamiento, de la Comunidad de Madrid y del Ministerio han recibido a los pastores.

Allí se efectuó el simbólico pago de los cien maravedís que permiten el paso del rebaño por los lugares por los que discurría antiguamente la Cañada Real, en cumplimiento de la Concordia firmada el 2 de marzo de 1418 entre los Hombres Buenos de la Mesta y los procuradores del Concejo de la Villa.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, señaló que la Fiesta de la Trashumancia «da un color especial a una ciudad sencilla y abierta que es el rompeolas de todas las españas».

Carmena anunció que el año próximo, con motivo del 600 aniversario de la Mesta, el Ayuntamiento prevé contar en primavera con su propio rebaño de 700 ovejas en la Casa de Campo, para lo que el Consistorio ha sacado un concurso público.

La alcaldesa leyó el texto que tradicionalmente da la bienvenida a los pastores que dejan las dehesas de verano hacia las de invierno y ha deseado que la tradición perviva, para lo que ha ofrecido su colaboración a la Asociación Trashumancia y Naturaleza, promotora de la iniciativa.

El rebaño regresó después a la Puerta del Sol y de allí a la Casa de Campo, donde ha pernoctado en sus prados antes de dirigirse este lunes al Parque Nacional de Monfragüe, en Cáceres.

Vías pecuarias

Según la Asociación Trashumancia y Naturaleza, España es el único país del mundo con una extensa red de vías pecuarias, que abarca más de 125.000 kilómetros de longitud y 420.000 hectáreas de superficie, protegida desde el siglo XIII.

Esta red permite al ganado recorrer unos mil kilómetros en primavera y otoño durante dos meses y éste a su vez interviene de forma rentable y sostenible en la conservación de los ecosistemas a largo plazo.

Su presidente, Jesús Garzón, ha recordado que España «tiene la tragedia del 50 por ciento de sus jóvenes desempleados mientras que nuestros pueblos se abandonan y están amenazados por la erosión y los incendios».

En este sentido, ha asegurado que la ganadería trashumante ofrece «un empleo sostenible y de altísima calidad, al tiempo que ayuda a conservar unos pastos que poseen el mayor número de flores por metro cuadro del planeta».

Fotos

Vídeos