Hoy

En el futuro habrá que separar ganado y fauna salvaje

Victorino Martín, ganadero saluda a Begoña García Bernal
Victorino Martín, ganadero saluda a Begoña García Bernal / Brígido Fernández
  • Así lo ha declarado hoy la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García Bernal en la jornada celebrada en Mérida sobre la tuberculosis en la ganadería

La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García Bernal, ha indicado hoy que en el futuro habrá que separar la cabaña ganadera de la fauna salvaje para evitar los contagios de la tuberculosis bovina, tanto en charcas y bebederos como en vallado cinegético.

García Bernal, que ha asistido en Mérida a la jornada "Tuberculosis en ganadería: situación y perspectivas, impacto de las especies cinegéticas y del estado inmunitario de la cabaña", ha augurado que lo que queda de 2016 y 2017 serán dos años "difíciles" para la tuberculosis bovina, aunque está convencida de que van por "buen camino" en la campaña de saneamiento.

La consejera ha explicado que la Junta de Extremadura ha aumentado el presupuesto para las campañas de saneamiento en 2016 en cuatro millones de euros, que por primera vez también se realizará en las explotaciones de caprino.

La consejera ha asegurado que en el último saneamiento llevado a cabo la prevalencia ha sido de un 3,77 por ciento de explotaciones positivas por la enfermedad, con un 0,15 por ciento de animales con la misma, número que "sigue siendo alto".

"Vamos a seguir trabajando, no nos vamos a esconder. Aunque afecta sobre todo a los ganaderos, es un problema de todos", ha agregado.

Así, ha transmitido que la política de sanidad animal de la Junta cuenta con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la Universidad de Extremadura (UNEX) y de los veterinarios.

Además, ha confirmado que, por primera vez, la Dirección General de Medio Ambiente y la de Agricultura y Ganadería trabajan "codo con codo", con medidas como las indemnizaciones por vaciado sanitario o las ayudas a los cebaderos comunitarios, entre otras.

A preguntas sobre si podría peligrar las ayudas europeas por no atajar el problema desde origen, ha dicho que Europa "pegando el alto" y que habría que haber seguido los programas nacionales para la erradicación de la tuberculosis, que establece que hay que realizar dos saneamientos al año, algo que no se había hecho en la anterior legislatura.

"Para ello se necesita presupuesto, por lo que para el presente año y el próximo se ha destinado 15 millones de euros en cada uno", ha añadido.

Por su parte, el representante de la empresa Zoetis, Eduardo Linares, organizador del evento, ha manifestado que el objetivo es reunir a todo el sector del vacuno extensivo y de cebo para poner en común el problema de la tuberculosis, así como debatir cuales son las medidas que se deben desarrollar.

Para Linares, la incidencia de la enfermedad ha aumentado en los últimos años y hay una "psicosis" en este área, puesto que la repercusión que tiene en los ganaderos es "bastante alta".

En este sentido, considera que se consiguió casi por completo controlar la tuberculosis hace unos años pero últimamente ha habido un repunte que genera discusión y problemas económicos.

El profesor de la UNEX, Javier Hermoso, ha explicado que esta enfermedad animal se puede solucionar con medidas simultáneas por parte de la ganadería y del sector cinegético.

Desde la universidad se han implementado de manera experimental algunas de esas acciones que mejoren la problemática como mejoras nutricionales y sanitarias, estás últimas para evitar que los animales contraigan enfermedades que favorezcan a la tuberculosis.