Hoy

La mayor cooperativa caprina del país planea una fábrica de yogures ecológicos en la región

Un rebaño de cabras de un cooperativista de Uniproca pasta en el norte extremeño
Un rebaño de cabras de un cooperativista de Uniproca pasta en el norte extremeño / HOY
  • Uniproca, donde están el 70% de los productores de leche de cabra de Extremadura, no tiene definida la ubicación

Un producto de alto coste para consumidores, de alta demanda y de buen precio para los ganaderos se empezará a fabricar en Extremadura. Para alegría de los productores extremeños de leche de cabra, Uniproca, la mayor cooperativa caprina del país, con 33 millones de litros de leche anuales, tiene decidido establecer en la comunidad autónoma una planta de elaboración de yogures ecológicos. Sería la primera, como tal, del país.

El anuncio, realizado hace unas semanas en la asamblea general de la cooperativa, aún no conlleva el punto exacto de su ubicación pero se da por seguro.

mÁS INFORMACIÓN

«Queremos presentar el proyecto mejor a las instituciones, conocer los mejores sitios de ubicación, el coste del terreno... Pero será en Extremadura. Debería estar en un sitio sobre todo bien ubicado y comunicado», señala de forma muy general José Manuel Sanz Timón, veterinario y ganadero natural del municipio cacereño de Valverde de la Vera.

Sanz es el ideólogo y presidente de La Unión de Productores de Caprino (Uniproca). Creó esta cooperativa, que tiene sede en la toledana Talavera de la Reina, en 2010. En ella actualmente están inscritos unos 600 ganaderos con altísimo peso de extremeños.

El veterinario y ganadero valverdeño la impulsó por «la enorme bajada generalizada de precios, con la consecuente ruina y desaparición de muchas explotaciones ganaderas de caprino».

Según sus propios datos, actualmente hay 388 socios extremeños, procedentes básicamente de las comarcas de La Vera, Jerte, Sierra de Gata, Las Hurdes y Plasencia, aunque también están apuntados productores caprinos de la zona de La Serena y municipios del sur regional.

Uniproca tiene siete centros de recogida en Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía. Los extremeños están en Serradilla y Aldeacentenera. Semanalmente se realizan diez rutas por distintas localidades para proceder a la recogida de la leche.

Los ganaderos que están en Uniproca aportan 133.000 cabras de producción y 30.000 chivas para reposición de la cabaña.

José Manuel Sanz

José Manuel Sanz / HOY

Sanz incide que unos 13 millones de litros de cabra anuales de los 33 que gestiona la cooperativa llegan de Extremadura. Y subraya que en Uniproca están el 70% de los ganaderos de leche de cabra censados en nuestra región.

El sector de leche caprina se debe ajustar ahora a unos precios, para los ganaderos, bajos y, además, estancados. El proyecto de la planta de yogures ecológicos busca impulsar la situación de los productores porque «es un producto con mucha demanda, y compra garantizada no en España pero sí en países del centro de Europa, y no supone una inversión desmesurada e irrealizable para la cooperativa».

Para los ganaderos, que su leche de cabra sirva para elaborar yogures ecológicos les supondría recibir un 25% del precio que ahora se les paga por ella. «La producción ecológica cuesta más al ganadero pero tiene mejores precios. Y, sobre todo, cada vez gana peso los consumidores de productos agroalimentarios ecológicos», finaliza Sanz.

En España no hay ninguna planta como tal de fabricación de yogures ecológicos. Lo que existen son pequeñas empresas familiares que elaboran este tipo de lácteo. «Hay capacidad de crecer por este subsector y por eso lo planteamos. Además, contamos con un socio inversor francés que es fundamental para darle viabilidad».