Foodex Japan atrae a una decena de empresas extremeñas

Carolina Ruiz, responsable de exportación de Bodegas Ruiz Torres, en la Foodex Japan de 2017. :: hoy/
Carolina Ruiz, responsable de exportación de Bodegas Ruiz Torres, en la Foodex Japan de 2017. :: hoy

Vino, aceite de oliva, pimentón, derivados del tomate y productos gourmet de la región buscan un hueco en el mercado asiático

J. M. M.

Es la feria de comida y bebida más importante de toda Asia y una puerta de entrada a un mercado en crecimiento. Foodex Japan, cuya próxima edición se celebra del 6 al 9 de marzo, tendrá entre sus expositores a una decena de empresas extremeñas.

Con ellas, en el centro de convenciones Makuhari Messe, la agroalimentación regional estará representada por los sectores del vino, el aceite de oliva, el pimentón, los derivados del tomate y los productos 'gourmet'. Y es que el evento se encuentra abierto a todo el abanico agroalimentario «en cualquiera de sus transformaciones: desde ingredientes hasta productos 'gourmets'», explica Nuria Lucas, coordinadora de delegaciones comerciales y promoción exterior del área de Internacionalización de Extremadura Avante.

La importancia de este foro para la promoción de alimentos extremeños se apoya en dos factores. Por un lado, la creciente demanda de productos agroalimentarios españoles que se observa en Japón y, como complemento, hay que mencionar la presencia de profesionales de muchos países del continente asiático en Foodex, por lo que se pueden establecer relaciones comerciales en un ámbito más amplio que el mercado nipón.

«En estos mercados, el precio no importa tanto como la calidad», dicen desde Avante

Ambos detalles animan a las empresas extremeñas a destinar parte de sus recursos de internacionalización a participar en esta feria. «El consumidor japonés percibe el producto español como de alta calidad con un contexto detrás, porque disfrutan de que detrás de una comida o una bebida haya una familia que lleve muchos años trabajando», afirma la coordinadora del área de Internacionalización de Avante.

Precisamente, esa buena predisposición del cliente a probar los productos españoles es lo que quieren aprovechar desde Bodegas Ruiz Torres. «Los japoneses son grandes consumidores de vino y cava, que es lo que nosotros llevaremos a la muestra», dice Carolina Ruiz, directora de exportación de la empresa. Para complementar su oferta, también van a presentar en el evento gastronómico un vino azul. «Es una bebida a base de vino, con diez grados de alcohol y semidulce, que está enfocada a gente joven y a personas que no son consumidoras habituales de vino», añade Ruiz.

Esta empresa, ubicada en Cañamero, acude por segunda edición consecutiva a Foodex, ya que su experiencia en 2017 fue positiva. «En el último año hemos crecido un 8% en el mercado asiático y tenemos el 60% de la facturación fuera de España», reconoce la directora de exportación de la Bodegas Ruiz Torres, consciente de que el futuro de su negocio pasa por la exportación.

Pese a las buenas perspectivas, hacerse un hueco en el mercado japonés no es sencillo y para lograr buenos resultados en las ferias es muy importante el trabajo previo. «Llevamos cuatro o cinco meses preparando la agenda de lo que vamos a hacer; hay que contactar con profesionales, enviar muestras y llevar citas concertadas para, una vez allí, explicar nuestro porfolio», resume Ruiz, cuyo objetivo en Japón es encontrar importadores para sus productos.

Para lograrlo y para seguir aumentando su volumen de negocio en el exterior, también han adaptado su producción. Desde hace unos años están apostando por los vinos monovarietales, porque están muy de moda en el extranjero. «Fuera de España no se suelen pedir vinos por zona de producción, como se hace aquí, sino que se piden por variedades de uva», según Ruiz. Por el mismo motivo, en Bodegas Ruiz Torres llevan tiempo elaborando bebidas a base se vino, con las que pretenden acercarse a nuevos sectores de la sociedad.

Calidad

«En estos mercados el precio no es tan importante como la calidad y el control exhaustivo en el proceso de producción», comentan desde Avante. Esto motiva que las empresas que se lanzan a la internacionalización en Asia sean las que aportan un valor añadido a sus productos, lo que explica el abanico de sectores extremeños que estarán desde el día 6 en la ciudad de Mihama.

Otra de ellas será Vianóleo, que desde Don Benito se dedica, principalmente, a la producción, fabricación y comercialización de aceite de oliva virgen extra.

Esta firma tiene una amplia experiencia en Foodex, hasta donde llevará aceite de oliva virgen extra, aceite con licopeno, gazpacho y aceites en spray, entre otras referencias. «La intención es apoyar a nuestro importador para encontrar cliente final, que son tiendas especializadas y restauración, porque es un mercado en el que llevamos muchos años y queremos dar continuidad al trabajo realizado», en palabras de Víctor López, gerente de la empresa.

El mercado asiático tiene una gran relevancia para Vianóleo, ya que representa el 70% de sus exportaciones, una cifra elevada teniendo en cuenta que el 45% del negocio la compañía está en los mercados internacionales. «El potencial adquisitivo de Asia es cada vez mayor; las previsiones dicen que hasta 2050 la clase media de este continente va a aumentar un 40 ó un 50%, mientras que en Europa puede llegar a decrecer», señala López, sin olvidar que es un mercado muy exigente.

Bodegas Ruiz Torres y Vianóleo, al igual que el resto de empresas extremeñas que tienen previsto acudir a Foodex, lo harán con el apoyo de Extremadura Avante. «Nos ayudan con el precio del expositor, que es muy caro, lo que nos facilita mucho poder abarcar otros mercados», puntualiza Ruiz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos