Extremadura produce el 99% del tabaco contratado este año

La industria tabaquera supone un impacto económico para la provincia de Cáceres de 120 millones de euros

EUROPA PRESS NAVALMORAL DE LA MATA.

Extremadura acapara el 99% de la producción de tabaco contratada para esta campaña, que sumará 29.273 toneladas en una superficie cultivada que se mantiene en 8.827,5 hectáreas, el 0,4% más que el año anterior.

Del total de hectáreas cultivadas en España, el 98,8% se ubican en la región extremeña, lo que confirma la «importancia de este cultivo» en esta comunidad autónoma, destacó ayer la Organización Interprofesional del Tabaco (Oitab) en nota de prensa.

En la presente campaña, se registra un aumento del 10,25% en el tamaño medio de las explotaciones, que en la actualidad se sitúa en 6,45 hectáreas. España cuenta hoy con 1.368 productores de hoja de tabaco, además de en Extremadura, donde se ubican el 97% del total, en Castilla y León, Castilla-La Mancha y Navarra.

En cuanto a variedades, el Virginia supondrá el 96% del total, seguido del Burley (3,3%) y Havana (0,74%). Las contrataciones de Burley y Havana registran caídas del 27 y el 40%, respectivamente. Esta situación está en línea con la tendencia mundial del mercado, donde la variedad Virginia «va ganando cada año más importancia».

Según Oitaba, las industrias de primera transformación, que son aquellas que procesan la hoja y la preparan para venderla después a los fabricantes, que han confirmado sus compras son Cetarsa, cuya contratación equivale al 75,8% del total previsto, un punto porcentual más que en la pasada campaña; Deltafina (14,6%), Mella (6%), Verde, Blanco y Verde (2%) y Agroexpansion (1,45%).

«Estas cifras de contratación revalidan a España como el tercer país productor de hoja tabaco de la Unión Europea», recalca la organización.

Además, la Oitab señala que esta producción agraria tiene «gran importancia como motor económico en el norte de Cáceres, con un impacto de 120 millones de euros, y el liderazgo en las exportaciones agrícolas de la provincia de Cáceres». En su conjunto, las actividades ligadas al cultivo y primera transformación de hoja de tabaco generan en torno a 3.400 empleos anuales.

Oitab valora el nuevo decreto de la Junta de Extremadura para establecer un régimen de seguimiento y localización que permita reforzar la trazabilidad existente sobre la hoja de tabaco. «Esta nueva regulación es positiva pues supone incorporar un control adicional al existente en la actualidad», subraya.

Asimismo, la organización explica que el cultivo de hoja de tabaco, su curado y la posterior entrega a las empresas de primera transformación se documenta en contratos anuales, que son registrados y en los que se reflejada la relación de cultivadores, superficies, información de las parcelas de cultivo y volúmenes de producción. Toda esta información, apunta, se remite anualmente a las Consejerías de Agricultura y desde éstas al Ministerio de Agricultura.

La OITAB integra a la Federación Nacional de Cultivadores de Tabaco (Asaja), Cooperativas Agroalimentarias, la Asociación Provincial de Cultivadores de Tabaco de Granada, UPA y la Asociación Nacional de Empresas Transformadoras de Tabaco (Anetab), que integra a su vez a Cetarsa, Deltafina y Agroexpansión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos