Extremadura entierra la brucelosis ovina y caprina

Un trabajador en el laboratorio de sanidad animal de Badajoz. :: casimiro moreno/
Un trabajador en el laboratorio de sanidad animal de Badajoz. :: casimiro moreno

La región lleva ya un año como zona idemne de esta enfermedad por la UE

Antonio Gilgado
ANTONIO GILGADOBadajoz

Etremadura ha enterrado definitivamente las famosas fiebres de Malta. Ha cumplido un año con la consideración de región indemne de Brucelosis ovina y caprina, lo que permite al sector ovino extremeño abrirse a nuevos mercados.

La sanidad animal está muy ligada a la economía y nadie quiere comprar en zonas donde hay enfermedades. De ahí el esfuerzo que hace la Junta para liberar a la cabaña ganadera de la Brucelosis, una enfermedad que empezó a combatirse en el año 2000.

Las bacterias brucellas atacan a varios mamíferos como ovejas, cabras y vacas y se trasmite a los humanos que han estado en contacto o consumido la leche de los animales enfermos provocándoles fiebre y dolores musculares.

Durante las campañas saneamiento se sangraban a más de tres millones de ovejas cada añoLa garantía sanitaria permite llegar a los emergentes mercados asiáticos

La tendencia que ha manifestado mediante la ejecución del programa nacional en los últimos años ha sido de un descenso sostenido de la enfermedad. Todos los descensos anuales desde el año 1998 son significativos hasta conseguir extinguirla.

La calificación de territorio indemne por la Unión Europea se consigue después de encadenar cinco años consecutivos con el 99,8% de la cabaña ganadera ovina y caprina libre de esta enfermedad. Tampoco se han dado en este tiempo casos de brucela melitensis (otra variedad más rara). La Unión Europea también exige que el territorio que aspire a ser declarado zona libre no debe aplicar la vacuna a su ganado en los cinco años de cómputo.

Antonio Cabezas es director general de Ganadería de la Junta de Extremadura y uno de los que mejor conoce los esfuerzos y la evolución que ha seguido la Brucelosis en Extremadura. Las campañas empezaron en los noventa, pero hasta el año 93 no se hace un esfuerzo real. Hasta ese momento, recuerda, casi todos los esfuerzos de la sanidad animal se los llevaba la lucha contra la peste porcina. A partir del 93, con esta ya erradicada, el siguiente objetivo fue acabar con la bacteria de la oveja. La lucha ha sido larga. Uno de los últimos brotes serios fue en Hornachos en el año 2000. Entonces, medio centenar de personas se contagiaron porque habían consumido queso de una explotación familiar. En aquella época todavía abundaban las explotaciones ganaderas que vendían los quesos de estraperlo a bares y restaurantes de la zona. También era habitual el consumo de suero. Se aprovechaba el residuo que queda cuando se elaboraba el queso y se cocía como leche. Antonio Cabezas recuerda que era una época con epidemias de más de doscientos afectados en los pueblos, incluidos también veterinarios o ganaderos que estaban en contacto con los animales que padecían la brucelosis. Una veterinaria de la Junta de Extremadura tuvo que jubilarse con menos de cuarenta años por una infección generalizada.

La Fiebre de Malta es una enfermedad mediterránea que siempre la han transmitido los animales, pero hace quince años, tanto la Junta como el Ministerio de Sanidad, empiezan dedicar recursos para aplacarla.

Su erradicación ha tenido, en primer lugar un beneficio veterinario. Han librado a la cabaña ovina y caprina de una enfermedad que les provocaba muchos abortos. En la época de descontrol había rebaños en los que abortaban más de la mitad de las hembras reproductoras.

También hay un beneficio económico. Después de tantos años sin incidencias ya no es necesario sanear todas las cabezas.

Para evitar la propagación, durante años se estuvieron sacando sangre anualmente a todas las ovejas de la región. Se controlaban los tres millones de cabeza y se sacrificaban las que daban positivo. Poco a poco se fue acotando la brucelosis y en estos momentos se controla con análisis a una parte de cada rebaño cada tres años. El gasto sanitario de la administración, por tanto, se ha reducido considerablemente.

Aunque cuesta encontrar una cifra exacta que pueda concretar el esfuerzo económico, Antonio Cabezas explica que en los años previos a la erradicación invertían más de 18 millones de euros anuales en este apartado, a lo que había que sumar las indemnizaciones por los sacrificios. Hubo ganaderos que sufrieron un vacío sanitario completo porque todas dieron positivo y tuvieron que reponer por completo.

En la evolución de la enfermedad también influye la gestión que hacen en otras comunidades autónomas para evitar los contagios en los animales que pastan en zonas limítrofes. En el caso de España, explica Cabezas, la mayoría de las comunidades autónomas han seguido la misma línea que Extremadura.

Infertilidad

Además de los abortos en las hembras. La brucelosis origina lesiones en los genitales del macho produciendo infertilidad, debido a la mala calidad del semen, y obligando a que se eliminen reproductores de alto valor genético. Uno de los inconvenientes era que se ponía en peligro los sementales más valiosos que garantizan además las razas de cada zona como la merina en Extremadura.

Para evitar la reaparición, junto al control que hace la administración con los sangrados continuos a los rebaños, los ganaderos también deben seguir algunas pautas para proteger a sus animales.

La primera recomendación es no ingresar en sus explotaciones animales sin previo examen y exigir un certificado de libre brucelosis al veterinario asesor del vendedor cuando compren para reponer ganado joven.

También es muy útil revisar a todos los carneros dos veces por año porque se transmite principalmente a través del semen. Es importante aclarar que con la castración no se evita que estos animales continúen infectados.

La bovina

Junto a la brucelosis ovina y caprina, las campañas de saneamiento animal en Extremadura implican también a la bovina y a la tuberculosis bovina.

Extremadura, Andalucía y Cantabria son las tres comunidades que en estos momentos están pendientes de conseguir la calificación de territorios indemnes. Según explica Antonio Cabezas, también se ha avanzado para erradicarla en las vacas. En estos momentos, aclara, ya computan cinco años con el 99,8% de ganado libre de esta enfermedad. Si todo va según lo esperado, en el 2019 también conseguirá la calificación de territorio indemne de brucelosis bovina. En la Junta argumentan que todos los esfuerzos económicos que se están haciendo repercuten directamente en los ganaderos. En sanidad animal, sentencia Cabezas, tienes que aportar fondos para llegar a nuevos mercados. Un ejemplo claro se ve en el auge que tiene en los últimos años las cabras reproductoras en Asia. Países como Irán han empezado a comprar animales desde España porque llevan la garantía sanitaria como tarjeta de presentación

Casi un 70% de las exportaciones españolas de ovinos vivos tuvo como destino Libia, según el informe del Ministerio de Agricultura en relación al año 2016. De forma general, las ventas de animales vivos sigue creciendo en el sector gracias en parte a la capacidad para llegar a países ajenos a la Unión Europea.

Las operaciones fuera de la Unión Europea van a ser cruciales en el sector ovino. Los continuos descensos del consumo de carne de ovino en Europa se pueden compensar con el aumento en otras regiones. Los informes comerciales que maneja el sector ponen el acento en el incremento de consumo en China y Oriente Medio.

Antonio Cabezas insiste en que todos los planes de expansión y de promoción del producto pueden irse al traste en el momento que hay una alarma sanitaria. Aunque es muy difícil estar a salvo por completo, la mejor forma de trabajar, apunta, es con el esfuerzo que hacen los ganaderos -en algunos casos han tenido que sobreponerse a vacíos sanitarios-, las administraciones -el gasto en vacunas, reposiciones, personal o laboratorios de las campañas de saneamiento se asume con dinero público- y de los industriales -consiguen operar en un mercado cada vez más globalizado-.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos