España es el cuarto país que más contribuyó a la producción agrícola de la UE en 2016

Una empleada selecciona fruta en una empresa extremeña. :: HOy/
Una empleada selecciona fruta en una empresa extremeña. :: HOy

La oficina comunitaria de estadística explica que tuvo un valor de 46.800 millones de euros, un 12% del total europeo

EFE

Bruselas. La producción agrícola española en el año 2016 tuvo un valor de 46.800 millones de euros, un 12% del total europeo, lo cual sitúa al país como el cuarto Estado miembro que más contribuyó a la producción del conjunto de la Unión Europea, informó ayer la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

Con una producción de 70.300 millones de euros, un 17% del total comunitario, Francia logró durante 2016 la mayor producción agrícola de los Veintiocho, seguida de Italia (53.400 millones, un 13%) y Alemania (52.900 millones, también un 13%).

Por detrás de España quedan países como el Reino Unido (27.900 millones, un 7%), Holanda (27.000 millones, un 7%) y Polonia (22.400 millones, un 6%).

En el conjunto de los Veintiocho se registró una producción agrícola valorada en 405.000 millones de euros en 2016, una caída del 2,8% frente a lo logrado en el ejercicio anterior.

Frente a 2015, los mayores aumentos de producción agrícola se dieron en Eslovaquia (+10,7%), Polonia (+4,6%), Hungría (+4,1%) y la República Checa (+3,5%), mientras los descensos más pronunciados se registraron en Estonia (-19,8%), Letonia (-8,3%), Francia (-6,5%) y Dinamarca (-5,4%).

España, por su parte, registró un crecimiento en su producción del 2,9%.

Eurostat atribuye la caída del 2,8% en la producción agrícola comunitaria de 2016 respecto a 2015 a un descenso de la producción animal del 3,3%, debida a una caída en precios (del 4,9%) y compensada parcialmente por un aumento del volumen (del 1,7%).

El descenso general del valor de la producción animal se explica por una caída del 5,2% en la producción de leche y del 3,6% en la de ganado bovino.

La caída del valor de la producción de cultivos, del 2,5%, estuvo provocada por sendas caídas en los precios (1,8%) y el volumen producido (0,7%).

Por productos, la caída del 13,5% en la producción de cereales se vio parcialmente compensada por incrementos en la de patatas (23,5%), de plantas forrajeras (4,5%) y de cultivos industriales (2,7%).

A nivel comunitario, los costes de producción agrícola se han reducido en un 3,4% debido a una caída del 8,6% en los fertilizantes y las mejoras del terreno, del 7,8% en la energía y los lubricantes, del 5,1% en la manutención de edificios y del 2,7% en los productos para la alimentación animal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos