Las escuelas de pastores quieren modernizar una actividad tradicional

REDACCIÓN MÉRIDA.

La directora general de Administración Local, Nieves Esteban, animó ayer a las Escuelas de Pastores de Casar de Cáceres y de Castuera a continuar trabajando «con las mismas ganas» por modernizar una actividad tradicional, que puede fijar población en el territorio.

En una nota recogida por Efe, la Junta señaló que desde estas escuelas se trata aportar valor añadido importante a las producciones ganaderas y apostar por un modelo económico sostenible y circular. Objetivos que Esteban dibujó durante la inauguración de la III edición de la Escuela de Pastores de Tajo-Salor-Almonte, situada en el Centro Creofonte de Casar de Cáceres, en la que, como el año anterior, la colaboración de la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio se materializa en la ley de presupuestos regional con 35.000 euros.

Este año se desarrollarán las mismas actividades formativas que ya se iniciaron el año pasado, como un curso sobre producción ganadera de 560 horas, más de la mitad en prácticas en diferentes explotaciones colaboradoras que permitirá, a quienes lo cursen, obtener el diploma del curso de incorporación a la empresa agraria, el carné de biocidas de uso ganadero de nivel básico y el certificado de bienestar animal tanto de ganaderos como de transportista. También están previstos visitas técnicas y viajes de estudio.

Esteban reiteró que el objetivo de estos centros es la transmisión de los saberes tradicionales de los pastores hacia el resto de la sociedad y proveer la formación necesaria para actualizar los conocimientos profesionales de los pastores-ganaderos hoy en activo, con nuevas técnicas de manejo agropecuario, planificación y gestión de pequeñas empresas, orientadas hacia la transformación final y la comercialización.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos