Cerveza artesana extremeña para el mercado británico

Marcos Rubio, de Cerex, tras una reunión con un importador en Reino Unido. :: hoy
Marcos Rubio, de Cerex, tras una reunión con un importador en Reino Unido. :: hoy

Las empresas extremeñas se suman a las misiones comerciales en verano

JOSÉ M. MARTÍN

Con la llegada del verano, las ferias agroalimentarias y ganaderas dejan de aparecer en el calendario de las empresas extremeñas. La Summer Fancy Food de Nueva York y Ecuextre en Badajoz son dos ejemplos de las últimas que se celebraron con presencia de firmas de nuestra región. En septiembre se retomarán con la Speciality Fine Food Fair de Londres y la Fruit Logistica asiática. Hasta ese momento, las marcas de Extremadura apuestan por las misiones comerciales para seguir promocionando sus productos en el exterior.

Participar en este tipo de eventos es lo que han hecho Antonio Macías, propietario de Iberian Horses, que acaba de regresar de Alemania, y Marcos Rubio, confundador de Cerex, que ha estado en Reino Unido.

Donde otros verían dificultades a la hora de introducir su producto, debido a que en el mercado al que pretenden llegar hay mucha producción nacional, ellos ven grandes oportunidades basándose en el elevado consumo y en la alta rotación de producto. Así son los emprendedores. O si no todos, sí los responsables de la marca Cerex, que, además de su misión comercial a Reino Unido, tienen prevista otra a Bélgica, seguramente dos de los territorios que vienen más rápido a la mente de cualquiera a la hora de hablar de elaboración y consumo de cerveza.

Cerex quiere llevar su cerveza artesana a los mercados británico y belga

Entre el 19 y el 23 del pasado mes de junio, Rubio ha estado en las islas británicas dando a conocer la cerveza artesana Cerex que se produce su empresa en Extremadura. Allí se ha reunido con importadores de productos alimentarios y cadenas de restauración españolas mostrando las cinco referencias que tienen en su catálogo. «Creemos que la sesiones transcurrieron bien, porque demostraron mucho interés en el producto y confiamos en que dentro de poco Cerex puede estar allí presente», explica Rubio.

El objetivo empresarial que persiguen con estas misiones es convertirse en una marca más dentro de las cervezas de importación que se consumen en los mercados extranjeros. Para ello, este tipo de acciones de promoción son muy beneficiosas. «Hay que explorar nuevos mercados y, aunque el proceso de exportación es lento y requiere invertir muchos recursos económicos, tiene su recompensa si se acierta con el destino adecuado», añade Rubio, que ya tiene experiencia en las misiones comerciales al haber estado en Panamá y Brasil. El siguiente paso es reunirse con cadenas de supermercados francesas.

Antes de viajar al Reino Unido, desde la empresa mandaron sus productos a los clientes potenciales con los que mantendrían las reuniones. «Tienen de especial que incorporamos sabores autóctonos a todas nuestras cervezas artesanas, que no se filtran ni se pasteurizan. Con lo cual conservan todo el sabor propio. Además, realizan su segunda fermentación en botella, lo que permite que la vida útil sea más larga y pueden durar más de dos años con las mismas propiedades organolépticas», destacan desde Cerex.

Solo venden en un formato: botella de cristal de 33 centilitros. Los sabores de la tierra a los que se refiere Rubio son bellota, castaña, cereza y jamón ibérico, que son cuatro de sus cervezas, a la que hay que sumar una pilsner.

Caballos a Centroeuropa

Iberian Horses es una empresa de servicios relacionados con la venta de caballos españoles y lusitanos y tiene su cuadra en Navas del Madroño, en la provincia de Cáceres. «Principalmente, trabajamos como intermediarios ayudando a las yeguadas a vender sus ejemplares. Tenemos dos jinetes que preparan los caballos orientados a nuestros clientes», especifica Macías.

El mayor volumen de negocio de esta firma está en Centroeuropa, aunque también venden animales a Estados Unidos, Emiratos Árabes y América del Sur, sobre todo en México. Esto se debe al elevado rango de precio que tienen sus caballos y a que el mercado nacional «está muy parado», admite.

En Alemania, Macías ha tenido varias reuniones que califica de productivas. En este caso, el responsable de Iberian Horses buscaba «personas que tuvieran una actividad parecida a la mía, pero en su zona, ya que los clientes suelen confiar en la gente más próxima».

Su participación en las misiones comerciales directas, en las que se desplaza a otros países, se debe a que considera muy difícil acercar a los compradores a Extremadura. «Uno de nuestros principales problemas son las comunicaciones. Hacer venir a un alemán hasta aquí le supone perder casi dos días en el viaje. Lo hacen una vez y cuando ven el recorrido, no vuelven», dice, añadiendo que trabajar en este sector es más difícil en nuestra región que en zonas con aeropuertos grandes más cercanos.

En ambos casos, el de Cerex y el de Iberian Horses, las empresas han contado con el apoyo de Avante para la misión comercial. «En Alemania ha estado una delegada muy pendiente de nosotros y, sobre todo, nos ayudan a nivel económico en vuelos y alojamientos y a la hora de preparar las reuniones, ya que la labor de gestión lleva mucho tiempo», destaca Macías.

Fotos

Vídeos