Las cooperativas proponen diez estrategias para la PAC

Trabajadoras en una cooperativa extremeña. :: hoy
Trabajadoras en una cooperativa extremeña. :: hoy

Plantean el reequilibrio de la cadena alimentaria, la protección de la renta agraria y el reto ambiental como algunas de las claves de la nueva Política Agraria Común

REDACCIÓN MADRID.

El reequilibrio de la cadena alimentaria, la protección de la renta agraria y el reto ambiental serán claves para el futuro de la Política Agraria Común (PAC) a juicio de Cooperativas Agro-alimentarias, que ha elaborado un documento con diez orientaciones estratégicas y propuestas.

En un comunicado, la organización recuerda que, el pasado viernes, la Comisión Europea (CE) presentó las principales conclusiones sobre el futuro de la PAC, tras la consulta pública que lanzó en febrero.

Las cooperativas reiteran su compromiso con la necesidad de contar con «una PAC sólida debidamente dotada desde el punto de vista del presupuesto» y, en este contexto, encontrar el equilibrio entre los retos socio-económicos y medioambientales «será clave para conseguir un sector competitivo y sostenible que dé viabilidad a agricultores, ganaderos y a las zonas rurales de la Unión Europea».

En el documento abogan por instrumentos para la sostenibilidad y desarrollo del sector productor

En su documento de orientaciones, las cooperativas abogan por «instrumentos capaces de conseguir la sostenibilidad y el desarrollo del sector productor español y europeo» para la próxima década.

En este decálogo, defienden «una PAC sólida, económica y común, que mantenga su presupuesto», así como incentivar la integración, dando un papel relevante de a las Organizaciones de Productores, y gestionar los mercados para mitigar la volatilidad, prevenir crisis y dar mayor seguridad a la renta de los productores.

Piden reforzar los regímenes específicos de frutas y hortalizas y vino; promover un modelo de pagos directos -que prime la actividad productiva y tenga en cuenta a la agricultura mediterránea-; fomentar ayudas asociadas, vinculadas a objetivos en el mercado; y una reglamentación europea de prácticas comerciales desleales.

Las cooperativas defienden en su decálogo la innovación para luchar contra el cambio climático; la investigación en sanidad animal y vegetal; medidas de rejuvenecimiento del sector y una mayor inclusión de la mujer en la actividad agrícola.

En el punto décimo, Cooperativas Agro-alimentarias reclaman el fomento de la Unión Europea como entidad única y seguir promocionando los productos y el modelo comunitario en terceros países.

A su juicio, el proyecto europeo «debe reforzarse con la integración de un mayor número de políticas y la coordinación de más recursos y no debilitando a la única política clave en la construcción del mercado único europeo y responsable de alimentar a 500 millones de ciudadanos con productos sanos, de calidad y a precios razonables».

Fotos

Vídeos