La cuenca del Guadiana garantiza agua para algo más de dos campañas

Estudiantes del Festival Grecolatino ayer en Mérida. La lluvia hizo que no hubiera representación teatral por la mañana. :: BRÍGIDO/
Estudiantes del Festival Grecolatino ayer en Mérida. La lluvia hizo que no hubiera representación teatral por la mañana. :: BRÍGIDO

La Comisión de Desembalse de la CHG ha analizado este martes en Mérida la situación general de la cuenca

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

De estar en alerta o prealerta en casi todas las zonas de la cuenca a la garantía de que haya agua para algo más de dos campañas. La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) certificó este martes, tras la celebración de la comisión de desembalse, el cambio radical vivido en su territorio de gestión y, en general, en toda la región una vez que las lluvias regaron generosamente Extremadura en marzo y abril ha comenzado de nuevo con precipitaciones. Tras las nevadas del lunes en la provincia de Cáceres, este martes fue protagonista la lluvia, de nuevo en abundancia, en una parte importante de Extremadura. En el norte, más de 50 litros; en el sureste y sur extremeño, más de 20.

La Comisión de Desembalse del Guadiana analizó en Mérida la situación general de la cuenca de cara a la campaña de riego. Esa comisión, organismo autónomo dependiente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, proclamó lo evidente. En primer lugar, que esta campaña de riego va a transcurrir «con normalidad» en la cuenca, algo que ni mucho menos se aventuraba a finales de febrero.

De forma concreta, las lluvias del último mes van a permitir que en la zona oriental (Castilla-La Mancha), donde en un principio no se iba a poder regar, las necesidades para la campaña de riego se puedan atender con «normalidad», salvo las dependientes del embalse de Peñarroya, que «a día de hoy cuentan con alguna limitación, pero donde se espera que a lo largo de la primavera se puedan resolver los problemas aún persistentes», afirmó en una nota.

Mejores datos en el Tajo

En la zona occidental, que es básicamente el territorio extremeño, el agua recogida en las últimas semanas «garantizará todos los usos, y en el caso del uso para riegos la garantía se extiende a más de dos campañas», se apuntó. Con todo, Confederación recalca que se deben mantener las prácticas para un consumo eficiente y racional del agua.

Los datos apuntan que los embalses en la cuenca del Guadiana acumulaban hasta el lunes 5.738,6 hectómetros cúbicos, lo que se significa que está al 61,2% de su capacidad. Esto es, ya se supera la cifra del año pasado por estas fechas, aunque sigue estando por debajo de la media de los últimos diez años (6.729 hm3). Como siempre, los mejores datos son de las presas extremeñas, que además son las que mayor volumen de agua embalsada tienen.

En el caso del Tajo, las lluvias y el deshielo de abril han incrementado la reserva de agua de la cuenca en 184 hm3, hasta alcanzar el 65,8% de su capacidad total. Son 7.244 hm3 cúbicos, más que la media de los últimos diez años en las presas de la Confederación del Tajo. El año pasado por estas fechas eran 6.228 hm3 almacenados mientras que la media de la última década se sitúa en 7.149.

Los pantanos extremeños seguirán acumulando más agua por la lluvia generosa de ayer y por la que se prevé para mañana, aunque no dejará de llover intermitentemente en la región hasta el domingo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos