CC OO cifra en unos 250.000 los jornales de trabajo directo perdidos por las tormentas

Campo afectado por una granizada la semana pasada. :: HOY/
Campo afectado por una granizada la semana pasada. :: HOY

El sindicato advierte que las medidas que se adopten para compensar los daños han de tener en cuenta la cifra

EUROPA PRESS

El sindicato CC OO de Extremadura estima en cerca de 250.000 los jornales de trabajo directo perdidos por las tormentas de la semana pasada en diversas zonas de la región y advierte que las medidas que se adopten para compensar los importantes daños ocasionados han de tener en cuenta esta cifra.

Según el sindicato, «también se tiene que ser muy consciente del perjuicio indirecto que el desastre en los cultivos supondrá en las contrataciones en la industria hortofrutícola y de conservas vegetales de la región y la merma en las prestaciones por desempleo», indicó en nota de prensa.

De este modo, desde CC OO de Industria se reclama a las administraciones central y autonómica que «escuchen esta vez también la voz de los trabajadores por cuenta ajena y a sus representantes y no solo a los empresarios del sector y a las organizaciones agrarias». «Hay que tener presente que el daño producido por el pedrisco y las fuertes lluvias suponen un fuerte quebranto para la situación laboral y los ingresos de los trabajadores por cuenta ajena del campo», recalcó el sindicato.

En este sentido, indicó que el trabajo que se pierde es, «en muchos casos, el sustento básico de sus familias y es muy complicado de compensar».

Asimismo, CC OO dijo que «como ha ocurrido en otras ocasiones», adversidades climatológicas como estas, «no solo implican la pérdida de trabajo para miles de jornaleros y jornaleras», sino también la imposibilidad de reunir los requisitos necesarios para poder acceder a las prestaciones por desempleo en sector del campo, es decir, el subsidio agrario y la renta agraria.

Al respecto, y en una primera evaluación, CC OO calcula que se ha perdido de manera directa cerca de 250.000 jornales de trabajo directo en tareas de recolección en las zonas afectadas, a lo que hay que añadir los empleos en los almacenes de manipulado y encajado en las centrales hortofrutícolas, fábricas de conservas vegetales y el empleo indirecto en otros sectores auxiliares como el transporte o los envases, agregó.

Desde el sindicato se reclama la presencia de los sindicatos representativos en el sector agrario en las reuniones que se produzcan para valorar con concreción los daños ocasionados y para decidir «qué medidas urgentes se adoptaran para paliar la situación».

Entre otras medidas, para CC OO es necesario «declarar al ámbito geográfico afectado como zona catastrófica». Por otro lado, exigió la puesta en marcha urgente de inversiones «excepcionales y extraordinarias» de los planes de Fomento del Empleo Agrario para paliar los efectos de la pérdida de empleo de los trabajadores agrarios y permitirles acceder a las prestaciones del Subsidio Agrario y la Renta Agraria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos