El 60% de los cerdos ibéricos criados en la región se sacrifica fuera

Despiece de porcino ibérico en las instalaciones de Señorío de Montanera en Salvaleón/Brígido Fernández
Despiece de porcino ibérico en las instalaciones de Señorío de Montanera en Salvaleón / Brígido Fernández

Los ganaderos resaltan que es necesario construir un gran matadero como el proyectado en el sur regional

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Una parte más que apreciable del cerdo ibérico que se cría en Extremadura no solo no llega a crecer en nuestra región sino que ni siquiera se sacrifica aquí. La estadística de 2017 lo deja claro y sirve para explicar en buena medida por qué el proyecto de un gran matadero en la región como el que adelantó HOY ayer lunes tiene sentido. El año pasado, según la información facilitada por la Asociación Española de Criadores de Ganado Porcino Selecto Ibérico (Aeceriber), el 59% de los cochinos que se criaron en nuestra comunidad fueron sacrificados en otras partes de la Península. O dicho de otra manera: solo se sacrificaron en mataderos extremeños un 41% del censo de ibéricos.

Noticias relacionadas

En Extremadura con el calificativo de ibérico (en sus diversas modalidades según la alimentación y porcentaje racial) crecieron el año pasado 1.179.897 guarros. 485.638 fueron los que mataron en nuestro territorio (41,1%). El porcentaje todavía es peor si analizamos los cerdos de bellota. Se criaron 272.000 cochinos de bellota pero solo se mataron en la región 89.719, esto es, apenas un 32,9% de ellos.

Recuerda Asici, la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico en la que se sientan productores e industriales, que Extremadura aportó el año pasado el 32,5% del total nacional de cerdos ibéricos que comenzaron su fase de engorde según se marca en el programa Ítaca, pero ese porcentaje fue todavía más bajo respecto a sacrificios. Solo el 14,8% del total nacional de ibéricos que pasaron por mataderos lo hicieron por instalaciones extremeñas.

Estos número explican cómo el sector productor de porcino recibe con los brazos abiertos el proyecto de gran matadero de cochinos ibéricos que se situaría en el entorno de Zafra. Para los ganaderos, se acabaría con una limitación actual que impide que los criadores de ibéricos sean más competitivos.

DOP y exportación

«Es una buena iniciativa. Y necesaria. Extremadura tiene ahora mismo una limitación evidente y es que casi todo los ibéricos se sacrifican fuera de la región. Con el proyecto de gran matadero en la zona sur de la provincia de Badajoz se solventarían varios obstáculos», relata Elena Diéguez, secretaria técnica de Aeceriber.

«Con la ubicación en la zona de Zafra se cubriría la demanda de los ganaderos de la provincia, donde está la mayoría de cabezas de porcino de la región. No solo eso. Se daría respuesta a otras grandes zonas productoras como las vecinas de Sevilla o Huelva. Pero es que además se cumpliría con la obligación de los ganaderos que producen ibéricos bajo la denominación de origen Dehesa de Extremadura que, como se sabe, implica que los cerdos con ese sello deban sacrificarse en el área geográfica de la denominación, esto es, Extremadura», añade Diéguez.

Varios municipios ofrecen suelo para el proyecto

Zafra, Jerez de los Caballeros, Burguillos del Cerro o Bienvenida. Son algunos de los municipios de la región que, a través de sus respectivos ayuntamientos, se han mostrado dispuestos a acoger el gran matadero de porcino ibérico impulsado por seis industrias del sector, reunidas en la sociedad mercantil Complejo del Ibérico de Extremadura. Los Consistorios han ofertado suelo y, en algunos casos, bonificaciones fiscales para lograr decantar la opinión de los promotores del proyecto. Complejo del Ibérico de Extremadura asegura que no tiene tomada la decisión definitiva sobre su ubicación a la espera de analizar al detalle los posibles emplazamientos puestos sobre la mesa.

El gran matadero ideado por seis industrias del porcino «es necesario y probablemente no solo sea rentable sino altamente rentable y no es que precisamente los mataderos de porcino tengan como prioridad la rentabilidad. Va a ser un matadero con alta demanda si se desarrolla como está planteado y esperamos que fije unas tarifas de sacrificio ajustadas para los ganaderos», remata.

Elena Diéguez incide también en que el macromatadero, que como ha informado HOY podrá matar hasta 300.000 cochinos al año, contará con todas las homologaciones sanitarias que necesitan los industriales para exportar a mercados incipientes como son los asiáticos o los americanos, fuera del ámbito de la UE. «Es algo vital porque ahora se encuentran con esas limitaciones en los actuales mataderos», agrega.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos