Calculan una merma del 42% en la producción en una vendimia «desastrosa»

Se cierra con 2.140.000 hectólitros, cifra que no se ha alcanzado en los últimos cinco años, con una media de 3.800.000 hectólitros

Las Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura calculan que la campaña vitivinícola se ha cerrado en la región con una producción de 2.140.000 hectólitros, lo que supone un dato «desastroso» al tratarse de un descenso del 42 por ciento con respecto a la del año pasado.

«Ninguna producción de los últimos cinco años en Extremadura ha sido tan baja como la de esta campaña», ha asegurado Ventura Arroyo, presidente de la Sectorial Vitivinícola de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, que aglutina a bodegas cooperativas que producen el 68% del vino regional y aglutina el 60% de la superficie extremeña destinada este sector.

Arroyo ha explicado que la media de producción desde la campaña 2012 es de casi 3.800.000 hectólitros en Extremadura y este año producimos casi 1.700.000 hectólitros.

Así, ha aseverado que si bien este descenso de producción vitivinícola es «generalizado» en España, es «especialmente acusado» en Extremadura, que pasa de ser la segunda región productora de vino en España a situarse esta campaña en quinto lugar, según indica la agrupación de cooperativas en una nota de prensa.

La merma de esta campaña es «mucho mayor» en determinadas zonas, especialmente en las de secano como es Tierra de Barros, con una reducción del 50% en uva tinta y del 30% en la blanca, motivo por el cual el presidente de la Sectorial Vitivinícola de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura ha reivindicado la transformación en regadío de Tierra de Barros, lo cual «ayudaría a tener producciones más homogéneas".

En cuanto a los motivos de esta merma, ha señalado que la climatología adversa ha sido la principal causa, con una sequía «muy severa» y altas temperaturas, que ha provocado incluso el adelanto en casi un mes del inicio de la vendimia en Extremadura.

Como contrapartida, la calidad de la uva esta campaña en Extremadura es «excelente», lo que puede propiciar una subida de precios que «compensen ligeramente las pérdidas económicas» de los viticultores.

«Todo esto nos lleva a una campaña desastrosa y una situación alarmante del sector, que necesita ahora el apoyo de la Administración para un sector muy importante en la región, que exporta gran parte de su producción», ha manifestado Arroyo.

Ante ello, ha solicitado a la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura la puesta en marcha de«medidas de urgencia» destinadas a este sector, entre las que se incluye la exención o reducción de los módulos del IRPF, así como habilitar líneas de ayudas y créditos a interés cero para el sector.

Fotos

Vídeos