Asaja denunciará a la CHT por los daños del desembalse del Rosarito

AGENCIAS CÁCERES.

El presidente de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco, anunció ayer que su organización acudirá a los tribunales europeos si la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) no se hace cargo de los daños que provocaron las inundaciones del río Tiétar tras el desembalse del pantano de Rosarito y que la organización cifra en 1.721.299 euros.

Estos daños fueron provocados por las fuertes lluvias de los días 9 y 10 de marzo que dieron lugar a graves inundaciones que afectaron a 108 agricultores que vieron anegadas más de 938 hectáreas de cultivos, de las que poco más de 164 hectáreas sufrieron daños graves.

García Blanco achaca esta situación a la falta de previsión de la CHT y al abandon» del cauce del Tiétar, que califica de «auténtico vertedero». Además, señala que la organización ha intentado reunirse con los responsables del organismo de cuenca para llegar a un acuerdo pero ha sido imposible.

Asaja Extremadura da un plazo de quince días para que la confederación conteste a sus peticiones antes de acudir a los tribunales de la Unión Europea a denunciar la «negligencia, prepotencia e incapacidad» de CHT y a pedir que se haga cargo de los daños.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Cáceres, José Carlos Bote, afirmó ayer que no está claro que las inundaciones de marzo fueran consecuencia directa del desembalse de Rosarito. Bote asegura que se está investigando la hipotética responsabilidad de la CHT en los daños causados, pero en el Tiétar vierten 18 gargantas en esa zona de la Vera y que, aunque se investigan los hechos, no esta claro que sean exclusivamente imputables al desembalse hecho por la Confederación. El subdelegado del Gobierno cree que las lluvias torrenciales caídas en poco tiempo también influyeron en las inundaciones, y no sólo la apertura de Rosarito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos