APAG pide a Sánchez que se acuerde de los regadíos extremeños en los Presupuestos

La organización agraria propone que la mitad de las inversiones destinadas al País Vasco vengan a la región

EFE

Mérida. APAG Extremadura Asaja pidió ayer al nuevo Gobierno presidido por Pedro Sánchez que tenga «altura de miras» a favor de los proyectos de regadío de Extremadura en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), ya que son «importantes generadores de empleo y riqueza» para estas comarcas.

Ante la decisión del PP de enmendar las cuentas públicas en el Senado y retirar inversiones comprometidas en el País Vasco, la organización cree que el Ejecutivo debe «mostrar consideración con regiones desfavorecidas como la extremeña», por lo que proyectos como el de regadío de Tierra de Barros deben contar con apoyo económico por parte del nuevo Ministerio.

Así, considera de los 540 millones presupuestados para inversiones vascas, el 50% deberían ir destinados a los regadíos de esta región, cantidad necesaria por parte de la Consejería de Medio Ambiente para que «el agua del futuro» llegue a la comunidad extremeña.

En su opinión, con este gesto se demostraría que al nuevo Gobierno «le interesa mejorar las condiciones de vida de muchos agricultores» y, en concreto, de «las casi 80.000 personas que habitan en Tierra de Barros, zona que cuenta con nada más y nada menos que 15.000 hectáreas dedicadas a la agricultura de regadío».

Para APAG Extremadura ASAJA, esta inversión mejoraría sustancialmente el montante destinado a la región, «necesitada de proyectos de gran calibre», sobre todo ahora, ya que «muchas comarcas han sufrido el castigo climatológico que ha llegado en forma de granizo e intensas lluvias a Extremadura, truncando la presente campaña de muchas producciones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos