AUMENTAN LOS PRECIOS DE ARRENDAMIENTO DE SUELO RÚSTICO

El canon a nivel nacional ascendió en 2016 a 144 euros/ha, lo que supone un incremento del 3% con respecto a 2015

ANÁLISIS AGRARIO JUAN QUINTANA

Hace poco más de un mes analizábamos en este espacio la evolución de los precios de la tierra. Hoy nos centramos en el precio de los arrendamientos rústicos, utilizando como base la Encuesta de cánones de arrendamiento rústico 2016, hecha pública por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en este último trimestre de 2017.

El canon de arrendamiento medio a nivel nacional a precios corrientes (medición nominal en la que se considera la inflación) ascendió a 144 euros/ha, lo que supuso un incremento del 3% con respecto a 2015. En valores constantes (medición real eliminado el efecto inflacionario) el aumento fue algo menor, un 2,3%, hasta situarse en 140 euros/ha

Centrando el análisis en términos corrientes, que nos mide la evolución del valor pagado por el adquiriente de bienes o servicios, el precio medio del arrendamiento rústico entre 2010 y 2012 bajó de 138 euros/ha a 134 euros/ha, experimentado desde entonces un crecimiento continuado hasta alcanzar los 144 euros/ha ya mencionados. Es interesante destacar cómo hasta 2015 la velocidad de caída fue similar a la de recuperación, pero en el último año el repunte ha sido más intenso; una tendencia que se prevé se mantenga en 2017. En el caso de Extremadura, el canon fue de 129 euros/ha en 2016, un 2,4% más que el año anterior, pero por debajo de la media nacional.

Por tipología de suelos, los de más valor son los arrendamiento de tierras en regadío (471 euros/ha), seguidos de viñedo de transformación (322 euros/ha) y olivar de transformación (280 euros/ha), en los tres casos con crecimientos del 3,5%, 3,7% y 1,7% respectivamente.

En Extremadura el valor del arrendamiento de regadío superó en 2016 a la media nacional, alcanzando los 484 euros/ha, pero experimentó un menor crecimiento con respecto al año anterior, de solo el 2,2% En el caso de arrendamientos en secano la situación es algo peor, con un canon de 72,7 euros/ha, por debajo de la media (107 euros/ha), y también menor crecimiento (1,4% frente al 2,8% nacional). El arrendamiento de pastizales, con una importancia singular en esta región, ha perdido valor de forma continuada hasta 2015, experimentando un ligero repunte en 2016, cuando se situó en 46 euros/ha, ligeramente por debajo de la media de nuestro país y muy alejado de los 72 euros/ha de 2009.

En relación con los pastos, una buena noticia para el sector de esta región es el reconocimiento por parte de la Comisión Europea, de las dehesas como pastos permanentes. Hay que recordar que desde 2009 y, al no estar incluida la dehesa en esta categoría, España ha sido sancionada por irregularidades detectadas en inspecciones de la Comisión sobre ayudas directas. Se han solicitado reembolsos por valor de 300 millones de euros.

Este nuevo enfoque aprobado en el Reglamento Omnibus, que regula la reforma intermedia de la PAC, abre la puerta a que las dehesas y las zonas de monte mediterráneo arbustivo puedan acceder a más subvenciones comunitarias. Fue aprobado en el Parlamento Europeo con 503 votos a favor, 87 en contra y 13 abstenciones y por los ministros de agricultura de los veintiocho. Entrará en vigor el próximo 1 de enero.

Con este acuerdo se establece un marco legal claro para que los agricultores puedan mantener sus pagos básicos en zonas que hasta ahora han estado excluidas, ante la dificultad de una adecuada interpretación de la norma vigente. Las dehesas no solo forman parte del espacio agrario extremeño, sino también de Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid. Representan casi el 62% de los pastos permanentes leñosos en estas cinco comunidades autónomas. En Extremadura existen más de 1.6 millones de hectáreas para un aprovechamiento de 2,8 millones de animales en extensivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos