El cultivo de la almendra se duplica en 5 años en la región

EFE MÉRIDA.

El interés por el cultivo de la almendra no para de crecer en España por la demanda mundial de este producto y una prueba de ello es que la superficie plantada en Extremadura se ha duplicado los últimos cinco años hasta las alcanzar las 5.160 hectáreas (ha), y aún no ha tocado techo.

La producción ha crecido un 14 % de enero a marzo de este año y se eleva ya a 2.850 toneladas (tn), según el primer avance de 2017 que ha publicado el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Sin embargo, el dato se irá multiplicando a medida que comiencen a estar a pleno rendimiento las plantaciones puestas en marcha los últimos años. El almendro tarda dos años en dar fruto y al principio lo hace con una pequeña producción.

Al cierre de 2016 la superficie plantada en Extremadura era de 5.160 ha -3.311 de secano y el resto de regadío-, concentradas la mayor parte en la provincia de Badajoz -4.481-, pero en producción sólo estaban 3.047 en el conjunto regional.

De estas, 2.446 hectáreas eran de secano y 601 de regadío, por el que se está apostando en las nuevas plantaciones ya que el rendimiento es muy superior, según indica Antonio Pérez el director general de Bioterra, la única empresa extremeña dedicada al sector, que exporta a 23 países.

Según datos del Ministerio de Agricultura, el rendimiento medio de las plantaciones de regadío fue de 1.987 kilos por hectárea en 2016, mientras que el secano dio 545 kilos.

Pérez habla de interés por la almendra, pero no de boom, aunque considera que en los últimos años ha habido un «desarrollo espectacular», sobre todo en Extremadura, donde no había mucha tradición, aunque ellos llevan 25 años en el sector.

Primero como Productores de Almendra SAT y desde el 2012 como Bioterra SL, con sede en Corte de Peleas (Badajoz), controlan la producción, transforman y comercializan las almendras de 600 agricultores de 45 municipios extremeños.

Fotos

Vídeos