Agricultura ultima la Estrategia Nacional de Regadíos 2018-2025

García Tejerina. :: efe/
García Tejerina. :: efe

La ministra García Tejerina pretende modernizar 800.000 hectáreas para ahorrar 1.000 hectómetros cúbicos de agua

EUROPA PRESS MADRID.

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, anunció ayer que «en breve» se presentará la Estrategia Nacional de Regadíos 2018-2025 durante la firma de varios convenios de colaboración entre el SEIASA y distintas comunidades de regantes por los que se destinarán 40 millones a la modernización de 9.000 hectáreas de regadíos en el Alto Aragón y Málaga.

«La agricultura española es hoy más competitiva gracias al desarrollo del regadío», manifestó la ministra, que destacó el papel protagonista de los regadíos para generar riqueza y empleo en las comunidades de regantes.

El objetivo de la Estrategia Nacional de Regadíos 2018-2025 es modernizar 800.000 hectáreas, con un ahorro estimado 1.000 hectómetros cúbicos de agua.

La ministra asistió ayer a la firma del convenio regulador para la financiación, construcción y explotación de las obras de modernización de los regadíos de tres Comunidades de Regantes del Alto Aragón (Orellana, Cartuja de San Juan y Molinar del Flumen) y de la Junta Central de Usuarios del Sur del Guaro (Málaga) que beneficiará a 1.200 regantes.

Según García Tejerina, los convenios impulsarán inversiones para avanzar en la modernización de los regadíos, iniciada por el Gobierno en 2002 con el Plan Nacional de Regadíos-Horizonte 2008, a través del cual se ha modernizado cerca de un millón y medio de hectáreas, con una inversión pública de 3.800 millones de euros y un ahorro estimado de agua de 3.000 hm3 al año.

«Allí donde hay un regadío modernizado aumenta la población de manera significativa», dijo Tejerina, porque las comunidades de regantes juegan «un papel protagonista como generadoras de riqueza y empleo».

Con estos convenios se financiarán actuaciones en las infraestructuras de riego para una mayor eficacia en el ahorro de agua, ahorro energético, sostenibilidad y cuidado del medio ambiente.

La ministra afirmó que ante los desafíos climáticos las infraestructuras de los regadíos tienen que ser más eficientes en el uso del agua utilizando toda la tecnología disponible. «Nosotros confiamos en vuestro saber hacer para afrontar la gestión de la planificación del agua».

Para la ministra los «buenos resultados» del Plan Nacional de Regadíos-Horizonte 2008 aconsejan dar continuidad y desarrollar nuevas líneas de actuación con la nueva estrategia que concibe el regadío como «instrumento clave» para promover el desarrollo rural sostenible y alcanzar una agricultura productiva, eficiente, sostenible y rentable.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos