Agricultores y ganaderos señalan que la sequía podría suponer pérdidas de 449 millones

Piden bajada de impuestos para los afectados como el IBI, la ITV de la maquinaria o el gasoil

EUROPA PRESS

La situación de sequía que se está viviendo en la actualidad en la península afecta a agricultores y ganaderos de Extremadura, que ya la califican de «dramática» y que según sus propias estimaciones podría suponer «pérdidas aproximadas al sector de 449 millones de euros».

Así lo ha asegurado el presidente de Apag Extremadura Asaja, Juan Metidieri, quien ha detallado que esta situación «empezó a afectar a la cosecha de cereales de invierno» pero «se ha ido generalizando a todos los cultivos» así como a la cabaña ganadera que es «la más afectada».

A este respecto, ha aseverado que la ganadería «se está resintiendo fuertemente» y «no solamente por la alimentación que es un problema serio», ha especificado, sino «por el propio abastecimiento de agua» para el que cada vez «hay más dificultades».

Por ello, Metidieri ha manifestado que esperan que tanto la Administración estatal como la regional «empiecen a poner medidas que realmente palíen la situación» que está atravesando la agricultura y la ganadería extremeña.

Entre las medidas que solicitan, están las ayudas de mínimos y convocar la Mesa de la Sequía para analizar y plasmar en ella las decisiones a adoptar, como una posible «anulación de tasas», ha detallado.

«Trágica»

Por su parte, la agricultora Ana Coronado ha asegurado que «la situación se está volviendo trágica» con la sequía ya que «no» le ven «salida» a la misma ni «previsiones de agua», por lo que la falta de lluvias les está «afectando mucho».

«La sequía nos está afectando mucho, porque ya llevamos tres años y en el cultivo de la viña el año pasado hubo un 40 por ciento menos de producción, y este año es un 40 sobre ese 40 por ciento o sea que se está notando demasiado», ha lamentado.

Además, Coronado ha asegurado que «el daño ya está hecho a la planta» de la vid porque «ya ha sufrido» durante estos años por lo que «a ver cómo se recupera». Algo que también ocurre con el olivo, que este año «se preveía una buena cosecha» pero «al no haber precipitaciones, la aceituna se ha quedado muy pequeña» y «el tema del verdeo ha sido muy complicado», ha señalado.

Toda esta situación «supone un coste adicional», ha destacado esta agricultora, ya que hay gente que ha hecho «siembras tempranas» e «igual tienen que volver a sembrar» lo que supone «el doble de gasto de lo normal», ha detallado.

Por tanto, ha evidenciado que «lo más inmediato es que llueva», pero «ya que no se puede hacer nada sobre eso», Coronado ha pedido «mitigar un poco el golpe reduciendo impuestos» como el IBI, la ITV de la maquinaria, el gasoil, etcétera.

Esperanza

Del mismo modo, el ganadero Juan Bonilla ha manifestado que no pierde «la esperanza» pero que «la situación es muy mala» y «muy delicada», toda vez que les está afectando «tremendamente» tanto «económica como psicológicamente» porque «no» ven «esperanza» a que la climatología cambie.

Así, Bonilla ha deseado que «llueva pronto» ya que en el aspecto económico también se están viendo perjudicados porque para alimentar a los animales tienen que comprar pienso, paja, heno, etcétera. «Y en muchas fincas tienen que comprar hasta el agua», ha subrayado.

«Los animales no te los puedes dejar venir abajo, lo que ganas se lo echas a ellos» por lo que «el coste es enorme», ha matizado este ganadero al tiempo que ha destacado que esta sequía «también trae enfermedades» para los animales «por la falta de nutrientes naturales del campo», ha relatado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos