Hoy

UPA pide retirar fruta del mercado para evitar la especulación

Planta hortofrutícola extremeña:: HOY
Planta hortofrutícola extremeña:: HOY
  • La organización asegura que la producción será normal, con unas 217.000 toneladas

El secretario general de UPA-UCE de Extremadura, Ignacio Huertas, ha dicho que la producción de frutas de hueso será normal en cantidad, unas 217.000 toneladas, y con una calidad notable, pero que la "especulación" de los distribuidores es grave y que hay que retirar fruta del mercado para combatirla.

Así lo ha aseverado en Mérida, en el transcurso de una rueda de prensa en la que ha analizado la situación del sector de la fruta de hueso en la Comunidad Autónoma.

Según al dirigente agrario, el sector es muy importante para la región ya que genera una trascendental actividad económica y, en concreto, muchos puestos de trabajo.

Ha explicado que la campaña es normal y se halla en plena efervescencia, con más de una semana de adelanto con respecto a la del año anterior, esto a pesar de circunstancias adversas como el pedrisco que afectó anteriormente a unas 200 hectáreas y haya bajado la producción de ciruela un 20 por ciento debido a problemas en la floración.

Ha subrayado que la producción de este año será de unas 217.000 toneladas con unas excepcionales calidades y calibres en frutos como la ciruela, el melocotón, la nectarina, el paraguayo, el albaricoque y la pavía ya que estos cultivos se han visto favorecidos por factores benéficos como las jornadas de frío en el campo.

No obstante, ha subrayado y lamentado que los precios que a los agricultores les ofrecen los operadores distribuidores son "ruinosos" para los primeros, y ha denunciado que hay una grave "especulación" de hasta el 800 por ciento en algunos productos.

Como ejemplo, Huertas ha afirmado que en un supermercado de la ciudad de Badajoz se llega a cobrar hasta 2,35 euros por kilogramo de melocotón cuando a los productores se les paga 35 céntimos.

A su juicio, esta situación es "un sinsentido" dada la notable disparidad entre la calidad y cantidad de fruta que ofrecen los agricultores y lo que abonan las empresas distribuidoras y comercializadoras.

Ante todo esto, el dirigente agrario ha exigido que a los productores se les abonen precios "justos" con los que hacer frente a los costes de sus explotaciones y obtener rentabilidad por su trabajo, y que las administraciones públicas actúen para controlar la especulación en los mercados.

También ha dicho Huertas que el próximo día 7 de junio habrá una reunión en Madrid entre responsables de las organizaciones profesionales agrarias (OPAS) y del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) para analizar la situación, un encuentro en las que las OPAS reclamarán "la retirada excepcional" del mercado de parte de la producción.

El objetivo sería que nadie venda con precios a la baja ya que, luego, esto perjudicaría a los agricultores a la hora de cobrar por sus productos.

Esa fruta retirada de los mercados se destinaría a centros como los bancos de alimentos o a otros usos alimentarios humanos o animales.

Asimismo, ha exigido que haya contratos comerciales justos, a lo que ha agregado que en este punto entiende la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), adscrita al Mapama.

Por otro lado, en cuanto a la prohibición de la quema de rastrojos, ha pedido que haya una situación "razonable" ya que con esa actividad se combaten las plagas fitosanitarias sin el uso de productos químicos y, así, las explotaciones son más rentables.